Imputado un joven en Burgos por circular a 209 kilómetros por hora y dar positivo en drogas

 La Guardia Civil de Burgos ha imputado a un joven de 29 años como presunto autor de un delito contra la seguridad vial por conducir bajo la influencia de drogas y circular a 209 kilómetros por hora en una vía limitada a 120.

La Guardia Civil de Burgos ha imputado a un joven de 29 años, cuya identidad responde a las iniciales G.R.P, como presunto autor de un delito contra la seguridad vial por conducir un vehículo a motor bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas y circular a 209 kilómetros por hora en una vía limitada a 120, según los datos facilitados por fuentes de la Benemérita.

 

Los hechos ocurrieron el sábado sobre las 12:30 horas, en la autovía A-I a su paso por La Ribera, cuando un turismo fue captado por el radar ya que circulaba a 209 kilómetros por hora, por lo que superaba en más de 80 kilómetros la velocidad genérica establecida para esta vía, que es de 120.

 

Una vez parado y tras notificarle la infracción derivada del exceso de velocidad, el conductor realizó el test de drogas, que dio positivo en THC-25 (cannabis), por lo que fue imputado como autor de un delito contra la seguridad vial.

 

Las diligencias han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción 1 de Aranda de Duero.