Implantar un 'chip' para revertir la degeneración de la retina

El Centro de Oftalmología Barraquer será el encargado de implantar en España de forma pionera los chips Argus II, desarrollados por la empresa estadounidense Second Sight, y que están indicados en pacientes con baja visión afectados por la retinosis pigmentaria.

Esta es la causa más habitual de degeneración hereditaria de la retina, ocasionada por una alteración de los genes y que, en las fases más avanzadas, produce la ceguera del paciente, ha informado el centro este lunes en un comunicado.

 

El implante, aprobado por las agencias reguladoras de Estados Unidos y la Unión Europea (UE) para retinosis pigmentaria, se ha probado también con éxito en otros pacientes afectados de Stargardt y podría usarse en un futuro en la degeneración macular asociada a la edad.

 

El Argus II funciona como un implante unido a una cámara externa y a un procesador que estimula la retina interna, lo que permite pasar por alto los fotorreceptores dañados y generar un estímulo visual en las vías ópticas y mejora la visión del paciente.

 

El equipo consiste en una cámara de vídeo en miniatura, insertada en unos gafas, y que junto con un pequeño ordenador que el paciente debe llevar encima le permite transmitir información hasta el cerebro a través del nervio óptico, lo que crea la percepción de patrones de luz.