Impiden que un joven borracho se corte las venas y sea atropellado por un autobús

Policía Nacional

Agentes de la Policía Nacional han evitado que un joven de 20 años, nacido en Colombia y que estaba claramente afectado por una abundante ingesta de bebidas alcohólicas, se autolesionase y posteriormente fuese atropellado por un autobús.

Los hechos sucedieron en Taco, enfrente de la Azufrera, donde un comerciante de la zona decidió accionar la alarma de su comercio con el fin de conseguir ayuda ante el grave estado de agitación del chico.

 

A la zona llegó un vehículo de la Policía Nacional a tiempo de lograr que el joven se cortara las venas con una botella que acababa de romper, refiriendo algunos ciudadanos de la zona que le conocían por hechos similares y que estaba bajo tratamiento psiquiátrico.

 

Al lugar se desplazó un segundo coche radiopatrulla, puesto que el joven se mostraba muy agresivo; en un momento en el que parecía haberse calmado, salió corriendo y trató de lanzarse a la carretera, aprovechando la llegada de un autobús, con el fin de ser atropellado.

 

La rápida intervención de los agentes logró evitar un trágico acontecimiento. Uno de ellos salió corriendo detrás del chico y consiguió alcanzarlo y apartarlo de la trayectoria del autobús, sufriendo lesiones de carácter leve al acabar impactando bruscamente contra el suelo mientras aún agarraba al joven.

 

Finalmente, y tras lograr abortar los dos intentos de suicidio, acudió al lugar una ambulancia que condujo al afectado al Hospital Universitario de Canarias, donde fue derivado al área de Psiquiatría.