Imanol Arias y Ana Duato hablan sobre sus problemas con Hacienda

Las autoridades investigan al bufete al que pertenecen los actores por la supuesta creación de sociedades opacas con el objetivo de evadir pagos a Hacienda. 

"Por fin he podido declarar ante el juez y, la verdad, es que me siento tranquila. Quería aprovechar esta ocasión para agradecer [...] a todos los que habéis creído en la presunción de inocencia de Ana Duato. Yo también creo en ella", así de rotunda se mostraba la actriz de Cuéntame cuando salía de declarar ante el juez Ismael Moreno.

 

Ana Duato e Imanol Arias habían comenzado a vivir una serie de 'catastróficas desdichas' donde sus problemas con Hacienda eran los protagonistas de la prensa nacional. Un mal sueño para Antonio y Mercedes Alcántara que empezó el 27 de abril de este año cuando los agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) irrumpieron en el despacho de abogados Nummaria dentro de la investigación por la Operación City. Las autoridades investigan al bufete por la supuesta creación de sociedades opacas para sí mismos y sus clientes con el objetivo de evadir pagos a Hacienda.

 

Como resultado de esta operación, Imanol fue imputado por un presunto delito fiscal de 1,8 millones de euros por los impagos en los ejercicios del 2011 al 2014; mientras que Ana habría dejado de pagar 800.000 euros. Una situación que les llevó ante la Audiencia Nacional y el juez Moreno.

 

Ahora, algunos meses después, Vanity Fair ha hablado con el círculo cercano de los actores y de Cuéntame para aclarar cómo han conseguido amansar sus grandes fortunas y la situación real que denunciaban los trabajadores de la serie más icónica de la televisión pública española.

 

IMANOL ARIAS: "ESTABA OBSESIONADO CON EL AHORRO"

 

"Estaba obsesionado con el ahorro", explicaba Imanol al juez durante su declaración en junio. El actor había confiado desde hace más de una década en Fernando Peña para que llevase sus cuentas. Él es el responsable del despacho Nummaria, un bufete que Vanity Fair describe como especializado en crear Agrupaciones Europeas de Interés Económico (AEIE), las mismas que han llevado a Duato (ella con Gaumukh) y Arias (con Leitmotif) ante la justicia.

 

La función de estas sería crear una sociedad que estuviese formada por una empresa española y una británica que no pagaría impuestos porque "ya lo hacen sus dos socias, cada una en su país en función del porcentaje de beneficio que les corresponde. Al final no se pagaban impuestos prácticamente ni aquí ni allí". La revista señala además que Imanol explicó que confiaba ciegamente en el despacho de abogados, algo que motivo a Ana Duato para entrar en Nummaria: "Fernando Peña es una persona que generaba mucha confianza y muy conocedora de la parte jurídica y fiscal".

 

Miguel Ángel Bernardeau, marido de la actriz y productor de Cuéntame, también da su versión a Vanity Fair sobre el motivo por el que sus cuentas son tan abultadas: "Muy sencillo. Este patrimonio es el producto exclusivo del trabajo del último o los últimos años, sino de una muy dilatada carrera dentro del ámbito de la producción audiovisual, con series tan conocidas como 'Los ladrones van a la oficina' (1993), por citar alguna. Otros miembros de mi familia y yo llevamos 30 años firmando éxitos en el mundo audiovisual".

 

La estilista de Cuéntame también ofrece su opinión sobre la riqueza de los Duato-Bernardeu: "Él se ha hecho rico igual que el Tío Gilito. No es que sean discretos ni hippies, solo se encierran en su castillo y acumulan dinero. Le quise mucho, me parecía entrañable, currante, normal... Él ya no es el Miguel Ángel que conocí hace 30 años".

 

ARIELA LABRA, DE CUÉNTAME: "LLEGUÉ A ENFERMAR DE ESTRÉS"

 

Y es que la vida privada de este matrimonio ha pasado a ser pública desde que Pilar Punzano les atacase públicamente. Su despido abrió una caja de Pandora a la que muchos trabajadores descontentos con la serie española se han sumado.

 

Ariela Labra ha dado su opinión a la revista para expresar su enfado después de 15 años de trabajo en vestuario: "(Lo más desagradable) Fueron las muchas horas extra que hacíamos. Yo llegué a enfermar de estrés".

 

Unas denuncias incomprensibles para otros trabajadores como Manolo Cal: "Es mentira. Llevo toda la vida en esto, tengo 68 años y lo que cobro por sesión, 1.200 euros brutos, es una bestialidad. Es donde mejor me han pagado".

 

Y es que, como se desprende de este reportaje, RTVE paga a la productora de Cuéntame (Ganga Producciones) unos 12 millones de euros al año por la serie. Este dinero se divide entre lo que paga Ganga a Ganga Proyectos por la idea original de los capítulos (255.000 euros por temporada), a Ganga Proyectos y Áctame Cincuenta por el alquiler de los platós donde se rueda (55.000) y, por último, a De Mille Producciones por los guiones; esta última también ligada al grupo.

 

Unas cuentas que están siendo investigadas por la justicia española mientras el futuro de la serie se decide entre TVE y Antena 3. ¿Dónde y cómo seguirá la historia de los Alcántara?

Noticias relacionadas