Íker Casillas sigue siendo el talismán del Madrid: 14 años sin perder una final

El capitán del Real Madrid acumula trece finales jugadas en su carrera profesional habiendo perdido únicamente dos, allá por el año 2000 (Supercopa de Europa e Intercontinental).

El capitán del Real Madrid, Iker Casillas, continúa su idilio con las finales tras conquistar este martes la Supercopa de Europa ante el Sevilla, estirando la racha de no haber perdido un partido decisivo desde hace más de 14 años, cuando comenzaba su carrera como cancerbero del conjunto merengue.

  

Tras la victoria en Cardiff, Casillas acumula trece finales jugadas en su carrera profesional habiendo perdido únicamente dos, allá por el año 2000 (Supercopa de Europa e Intercontinental).

 

Con él en el banco de suplentes y con César Sánchez en la portería, el Real Madrid perdió las finales de Copa de 2001-2002, el famoso 'Centenariazo' ante el Deportivo (2-1), y la de 2003-2004, ante el Real Zaragoza, por 3-2 en la prórroga, más la de 2013. Con Diego López se perdió la de 2013 (1-2 ante el Atlético), mientras que con Casillas de titular se ganaron las dos últimas ante el Barça (2011 y 2014).

  

Tampoco hay que olvidar la famosa final de la Liga de Campeones de 2001-2002 en Glasgow. Vicente del Bosque había relegado al banquillo al canterano y depositado su confianza en César, pero éste, con el conjunto blanco ganando 2-1 al Leverkusen, se lesionó en el tramo final y el arquero madrileño le reemplazó, convirtiéndose en héroe con varias paradas decisivas que dieron al Real Madrid la 'Novena'.

  

A ello hay que unir la final de Liga de Campeones ganada con él bajo los palos el año pasado en Lisboa, en la que a pesar de su error en el gol de Godín acabó levantando la 'orejona' al cielo de la capital portuguesa (4-1).

  

Y es que, en total, el portero madrileño ha jugado trece finales -diez con el Real Madrid- en su carrera deportiva y sólo ha perdido dos, en la Supercopa de Europa de 2000 ante el Galatasaray (2-1) y la Copa Intercontinental de ese mismo año ante Boca Juniors (2-1). Desde entonces, ha ganado todas en las que ha sido titular, entre ellas las de las Eurocopas de 2008 y 2012 y el Mundial de 2010 con la selección española.