"Igualdad entre todos y para todos"

Bajo este lema se concentraban miembros del colectivo gay para celebrar y reivindicar sus derechos un año más con motivo del séptimo aniversario de la ley del matrimonio homosexual

“Hoy, hace siete años que en el Congreso de los Diputados se aprobó la reforma de la ley que permite el matrimonio igualitario. Hoy, hace siete años que por fin se reconoció legalmente la dignidad de lesbianas, gays y bisexuales como sujetos de plena ciudadanía”.

Con motivo del Día Internacional del Orgullo Gay, se ha celebrado en la Plaza Mayor de Salamanca, que hoy hace siete años se aprobó el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Miembros de la Asociación Iguales y representantes del PSOE y otros grupos políticos, se han concentrado para conmemorar este día tan especial y reivindicar sus derechos que a día de hoy todavía no han sido reconocidos del todo.

Daniel Quijada, presidente de la asociación y en representación del colectivo gay, reafirmó su derecho a la propia dignidad y a la igualdad de trato en la sociedad, y recordó a los presentes, que hoy, 28 de junio, era un día de celebración, pero también de reivindicación de los derechos humanos, "porque han sido 30.000 personas del mismo sexo las que hemos ejercido nuestro derecho al matrimonio, pero aún somos más las que nos vemos afectadas por el recurso de la vergüenza; el recurso que presentaron 72 diputados del Grupo Parlamentario Popular, y que todavía hoy, siete años después, sigue pendiente de una sentencia del Tribunal Constitucional".

“Exigimos el fin de la discriminación que sufrimos, que se nos incluya en los planes de igualdad, que se nos reconozca el derecho de afiliación conjunta sin la necesidad de pasar por el matrimonio, que se reconozcan nuestros riesgos en temas de salud y que se nos reconozca en los protocolos ginecológicos”, reclama el presidente de Iguales.

Las personas que viven con VIH denuncian el abandono del Gobierno central y del gobierno de la Junta de Castilla y León y exigen igualdad en recortes e igualdad en atención médica entre personas, independientemente de su origen y su situación legal, “¡tarjeta sanitaria para todos y todas!”.

Y mientras vivimos en una situación de crisis económica y social, los gobiernos, incluido el gobierno de la Junta de Castilla y León y el gobierno del Ayuntamiento de Salamanca, no hacen ni un recorte en la Iglesia Católica, “esa cuya jerarquía desde los púlpitos y desde la televisión pública, nos insulta, nos denigra, nos machaca, y rezuma homofobia, transfobia y bifobia por los cuatro costados”.

En el año 2005 nos convertimos en un país de vanguardia en el mundo al aprobar el matrimonio igualitario primero; en el 2007 al aprobar la ley de identidad de género; "hemos pasado de ser un país abanderado en los derechos civiles de la ciudadanía a ser un país en el que los derechos se pisotean", manifiesta Daniel.

"Un país que se tiene por democrático no puede nunca dar un paso atrás en la defensa y consecución de los derechos en el camino hacia la igualdad, por eso exigimos:

SÍ, AL MATRIMONIO IGUALITARIO.

SÍ, A LOS DERECHOS Y A LA DIGNIDAD PARA LESBIANAS, GAYS, BISEXUALES Y TRANSEXUALES.

SÍ, A LA IGUALDAD SIN RECORTES.

¡VIVA EL ORGULLO GAY LGTB!"