Ignacio Galán afirma que las reformas del Gobierno mejoran la imagen de España en el exterior

Ignacio Galán junto al rector de la USAL (Foto:F.Rivas)

El empresario salmantino, presidente de Iberdrola y del Consejo Social de la USAL participa en la presentación del plan estratégico de la Universidad 2013-2018

El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, ha valorado que las medidas puestas en marcha por el Gobierno “están redundando” en la percepción en el exterior de España.

 

Además, durante un acto en la Universidad de Salamanca al que ha acudido como presidente del Consejo Social de la institución académica, ha puesto de manifiesto que se han “disipado” dudas en el exterior sobre la situación de España y que ya hay estudios que la sitúan “entre los días países más prometedores”.

 

Esta “evolución” se debe también, según sus palabras, a “un ajuste fiscal sin precedentes”, desendeudamiento, mejora de la competitividad, menor dependencia del sector inmobiliario  y un modelo productivo con “mayor contenido tecnológico”.

 

 

Así lo ha señalado duran su intervención en la presentación del Plan Estratégico de la Universidad de Salamanca (USAL) para el periodo 2013-2018.

 

En este acto han estado presentes, entre otras autoridades, el consejero de Educación de la Junta de Castilla y León, Juan José Mateos, el rector de la USAL, Daniel Hernández Ruipérez, y el vicerrector de Política Académica de la misma, José Ángel Dominguez.

 

Durante su intervención, celebrada en la Sala Menor de la Hospedería de Fonseca y en la que han estado presentes autoridades locales como el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, el subdelegado del Gobierno en la provincia, Javier Galán, el delegado territorial de la Junta de Castilla y León, Bienvenido Mena, y el presidente de la Diputación Provincial, Javier Iglesias, Galán ha apostado por “una universidad más universal, eficiente y con más calidad formativa”, y ha abogado por “situar a la Universidad de Salamanca en un lugar aún más destacado del panorama universitario español, europeo e internacional”.

 

MODELO EDUCATIVO

 

Asimismo, Ignacio Galán, enlazando su opinión sobre la situación de España, ha manifestado que las reformas “deben de complementarse con políticas que fomenten aún más la economía del conocimiento, para ir a un modelo educativo que impulse la colaboración entre el mundo de la empresa y la universidad y que promueva aún más el espíritu emprendedor en nuestros alumnos”.

 

Galán ha querido enfatizar, “especialmente” en estos momentos de dificultades económicas, lo “importante” que es desde la universidad “hacer un esfuerzo en pensar más en clave país, tratando de dar respuesta a lo que nos demanda una sociedad en permanente cambio. Debemos, por ello, actuar con amplitud de miras y con generosidad, con una visión más global, recuperando el espíritu universal y la apuesta por el conocimiento y el talento que, precisamente, fueron el germen de esta universidad hace casi 800 años”.

 

 

El presidente de Iberdrola también ha señalado que las universidades deben adaptarse al nuevo entorno, planteando iniciativas y soluciones “realistas e innovadoras”, que garanticen su sostenibilidad presente y futura, y llevar a cabo una gestión “más eficiente” de sus recursos y productos para dar respuesta a una  sociedad “enormemente exigente, a la que deben servir y ser cada vez más útiles”.

 

PLAN ESTRATÉGICO USAL

 

Ignacio Galán ha dedicado su intervención a exponer algunos aspectos que considera fundamentales del Plan Estratégico 2013-2018 de la USAL, el primero que presenta esta universidad y que persigue cinco objetivos principales.

 

Entre esos objetivos, tal y como ha señalado, se encuentra “impulsar la eficiencia en todos los ámbitos, algo esencial en momentos de ajustes económicos y escasez de recursos como los actuales”.

 

También ha remarcado los propósitos de “inculcar el espíritu emprendedor entre los alumnos e intensificar las relaciones universidad-empresa, con el fin de contribuir a la necesaria creación de empleo; impulsar la internacionalización de la Universidad, favoreciendo la movilidad y los intercambios constantes de profesores y estudiantes; apostar por la innovación, promoviendo la transferencia de tecnología al tejido productivo; y consolidar a la USAL como “referencia de la enseñanza del español en el mundo”, lo que redundará en “un mayor prestigio y notoriedad de la marca de la Universidad de Salamanca y, consecuentemente, de España”.