Iglesias y Ortiz declaran de nuevo ante el juez por los despidos de la Agromaq

El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, y el diputado de ferias, Jesús María Ortiz, han tenido que declarar esta mañana de nuevo por presunta prevaricación. Puede ser la antesala de la apertura de juicio oral que les dejaría fuera de las listas electorales.

El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, y el diputado de ferias, Jesús María Ortiz, han acudido esta mañana a los juzgados de Salamanca para declarar por el caso de los despidos en la Agromaq. Es la segunda comparecencia de Iglesias y su diputado por este asunto en el que se les imputan delitos de prevaricación, tráfico de influencias y malversación, ya que supuestamente despidieron a varios empleados habituales de la feria agropecuaria para colocar en su lugar a trabajadores vinculados al PP.

 

Ambos ya tuvieron que declarar en el juzgado por este asunto en octubre de 2013. Aquel episodio, lejos de ser anecdótico, ha tenido un segundo capítulo esta mañana. Estaban ambos citados a las 9.30 horas por el titular del juzgado que lleva la querella. Han llegado por separado, a las 9.10 Ortiz y a las 9.20 Iglesias, acompañados por sus respectivos abogados. Ninguno ha querido hacer declaraciones a su llegada.

 

 

DESPIDOS IRREGULARES

 

El origen del proceso es una querella del grupo socialista en la Diputación en la que se denuncia la contratación irregular de varios trabajadores para los trabajos previos de la Agromaq en los años 2011 y 2012. Los trabajadores, además de haber sido contratados de forma irregular, pertenecerían al Partido Popular, por lo que se presume el delito detráfico de influencias. Aquellas contrataciones supusieron además eldespido de otros trabajadores para situar a estos en su lugar mediante despidos improcedentes, lo que habría causado un importante perjuicio a las arcas de IFESA (Institucion Ferial de Salamanca), lo cual recae presuntamente en el delito de malversación. Y en último lugar, las decisiones se tomaron por ambos saltándose a conciencia los procedimientos administrativos legales, lo que es el principal argumento para la acusación de prevaricación.

 

La querella fue admitida a trámite el día 30 de septiembre de 2013 por el Juzgado de Instrucción número 1 de Salamanca y el presidente de la Diputación y el diputado tuvieron que declarar el 16 de octubre por primera vez. El PP salió entonces en defensa de los imputados y el propio alcalde de Salamanca y secretario regional del PP, Alfonso Fernández Mañueco, aseguró sentirse "tranquilo" y "orgulloso" de Iglesias.

 

 

A LAS PUERTAS DEL JUICIO ORAL

 

Este nuevo paso del proceso mantiene a ambos a las puertas del juicio oral, el momento procesal en el que su inclusión en listas electorales constituiría un escándalo. Hace meses que el exministro de Justifica, Alberto Ruiz Gallardón, prometió que la nueva ley de enjuiciamiento criminal incluiría una determinación para que ningún cargo público imputado y al que se hubiera abierto juidico oral pudiera ser incluído en una lista para unos comicios, del tipo que fueran.