Iglesias y Mañueco se ciñen a la versión oficial en la 'vía Aguirre' para asumir responsabilidades

Fernández Mañueco

El presidente provincial salmantino y el secretario regional del PP circunscriben la dimisión de Esperanza Aguirre al ámbito de las decisiones personales y no consideran que su modo de asumir responsabilidades política sea extrapolable.

Una decisión personal, que no supone su marcha y que no cambia la doctrina del PP en materia de corrupción. Así han valorado esta mañana los dos principales dirigentes populares de Salamanca la noticia del domingo, la dimisión de Esperanza Aguirre como presidenta del PP de Madrid tras la sucesión de escándalos de corrupción en torno a su partido y a las instituciones que ha gobernado. Una marcha que constituye una nueva manera de asumir responsabilidades políticas: dimitir aunque no se esté imputado directamente en un caso y esté por juzgarse.

 

El presidente del PP salmantino, Javier Iglesias, ha asegurado que "la señora Aguirre ha tomado la decisión que ha creído más oportuna". El senador popular ha añadido que "ya había dicho que se iba, sólo lo ha adelantado unas semanas o meses" y que, pese a todo, sigue como portavoz del grupo popular en Madrid, en la oposición.

 

Por su parte, el alcalde de Salamanca y secretario regional del PP en Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha circunscrito a las “responsabilidades políticas” el motivo de la dimisión de Esperanza Aguirre y ha apuntado que “no hay ninguna implicación en los ilíticos penales” que se están investigando a la expresidenta, algo que ya ha manifestado ella.

 

Fernández Mañueco niega que esta decisión ponga en cuestión la situación de Mariano Rajoy sino “todo lo contrario” y ha reiterado que en el PP “quienes han tenido una actitud deshonesta, se les ha aplicado los estatutos con toda justicia y en estos momentos están fuera”. El secretario regional del PP ha recordado que “en los casos de Valencia, todas las personas implicadas en los asuntos investigados por el Juzgado de Instrucción están suspendidas de militancia, tanto concejales como miembros del grupo municipal”.

 

La postura de ambos dirigentes se ciñe a la versión oficial. El vicesecretario general del PP, Fernando Martínez-Maillo, ha circunscrito la decisión de Esperanza Aguirre de dejar la presidencia del PP de Madrid a una "decisión individual, personal, profundamente subjetiva y no consultada" que no es "transferible a otras situaciones", rebatiendo así la tesis de que le esté marcando el camino al líder nacional, Mariano Rajoy.

Noticias relacionadas