Iglesias viaja mañana a Barcelona para tomarle el pulso al Europeo

SE HA ENTRENADO CON ALTURA. El maratoniano ha preparado la cita durante dos semanas en el Puerto de Navacerrada. FALTAN 18 DÍAS. “Cuando eres profesional, los nervios pasan a un tercer plano”
JOSÉ ÁNGEL SANZ

Restan apenas 18 días para que Rafa Iglesias afronte el mayor desafío de su carrera, el Europeo de Barcelona. El maratoniano salmantino aterriza hoy en su ciudad natal después de 15 días de duro e intenso trabajo en el Puerto de Navacerrada, donde se ha entrenado en condiciones de altitud –1.800 metros– para adquirir capacidad aeróbica y aumentar su resistencia al esfuerzo. Después de dos días de relativo descanso, este viernes partirá rumbo a la ciudad condal. La vida del maratoniano en precompetición gira en torno a una fecha, e Iglesias tiene marcado en rojo en el calendario, desde hace muchos meses, el 1 de agosto.
“En el Puerto de Navacerrada he entrenado mucho mejor incluso de lo que esperaba. Las previsiones de momento se cumplen, aunque será el día de la competición cuando se verá si el trabajo de verdad ha sido bueno”, señala Iglesias, que se presenta en la cita con la segunda mejor marca de la expedición española, 2h10:44. Solamente le supera entre los españoles José Ríos, con 2h10:36. Le siguen Chema Martínez (2h11:11), Ignacio Cáceres (2h12:40), Pablo Villalobos (2h13:13) y Javier Díaz (2h13:37).

70% de humedad
Iglesias espera, ya en Barcelona, aclimatarse a la humedad y al calor. “La previsión es que haya unos 30 grados y la humedad estará cerca del 70%”, apunta el maratoniano, que también habla de las sensaciones que tiene más allá de las deportivas: “cuando eres profesional y te lo tomas como un trabajo, el tema de los nervios ya te lo tomas en un tercer plano. A veces no es malo, porque hasta te pueden dar esa chispa necesaria para competir mejor”.

Iglesias reconoce que no está solo en la preparación de una cita que puede marcar un antes y un después en su carrera deportiva. “Todos me están apoyando, desde mi mujer a toda mi familia y amigos, la ocasión puede ser muy buena y me ayudan mucho”, recalca.

Seis comidas al día
La alimentación es otro de los aspectos claves de la preparación del atleta de élite. Más aún en el caso de un maratoniano, que practica la prueba más dura por excelencia. Iglesias trata de ingerir alimentos seis veces al día, con especial relevancia a los hidratos de carbono, fuente de energía, pero no sólo. “Como carbohidratos, verduras, fruta, pescado y carnes blancas, tratando de evitar la grasa”, señala. “Desayuno fuerte y hago seis comidas. Y no adquirir grasa es muy importante. Aunque sean 500 gramos, para un corredor de maratón sería como llevar en el bolsillo una pesa de dos kilos”.