Iglesias suspende su relación con el agente imputado José Alonso Valero

SU REPRESENTANTE. El atleta salmantino se aparta cautelarmente hasta que haya nuevas resoluciones judiciales y federativas. VUELVE A RECLAMAR CONFIANZA. “La mayoría del atletismo está limpio”
T. S. H.

El maratoniano salmantino Rafael Iglesias confirma en su blog particular –blogs.runners.es/rafaiglesias–, que ha decidido suspender su relación contractual con el que hasta ahora era su representante José Alonso Valero, que es uno de los seis imputados en la operación Galgo. Valero era el agente de Iglesias desde el año 2007 y a la vista de los acontecimientos y después de que haya sido suspendida por la Real Federación Española de atletismo su licencia como representante, Iglesias también ha cortado su relación profesional con él, tal y como el propio Rafa indica. “Queda apartado de mi grupo de trabajo hasta nuevas resoluciones judiciales y federativas”.

José Alonso Valero también representaba los intereses de Marta Domínguez pero al contrario de lo que sucede con la atleta palentina, ninguno de los otros miembros del equipo de trabajo de Iglesias –entrenador, fisios o médico–, tiene nada que ver con la operación contra el dopaje. Rafa Iglesias fue uno de los primeros que se sumó al escrito de los atletas en contra del dopaje y que abogaba por una investigación rigurosa que llegue hasta las últimas consecuencias. Además hace unos días declaraba a este periódico que se debe llegar hasta el final “para que no quede ninguna duda sobre el atletismo” y que “deben caer todos los tramposos”. Además desde su blog se dirige a los aficionados. “Quiero tansmitiros a todos un mensaje de tranquilidad, de que la gran mayoría del atletismo de nivel de este país está limpio de toda sospecha”.

Jaime Lissavetzky
“No tapamos nada y no queremos triunfos manchados”
El secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, defendió el “sistema garantista” de lucha contra el dopaje de España, donde “no se tapa absolutamente nada y no se quiere ningún triunfo manchado” y animó a los deportistas a expresar su opinión sobre las políticas antidopaje. Preguntado por las filtraciones que se han producido sobre la operación Galgo Lissavetzky aseguró que desde el Consejo Superior de Deportes (CSD) “no hay ni una sola fuga de información” sobre esa operación. Tras señalar que el presidente de la Federación Española de Atletismo, José María Odriozola, “está en su derecho de seguir” en el cargo.
“Nadie nos va a quitar que es la edad de oro del deporte español, pero hay que mirar los problemas de frente”, añadió. “Durante esta etapa hemos dicho basta ya, queremos trabajar con respeto a la dignidad de los deportistas. Hay que hacer fuerza sobre la raíz del problema, que a veces es el entorno, y trabajo en prevención. Vamos a reformar la ley para adecuarla al Código Mundial Antidopaje”, señaló
Lissavetzky.