Iglesias: "Si alcanzamos un acuerdo con el PSOE le diré a Pedro que me invite a un 'gin tonic"

Pablo Iglesias con Pablo Motos

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha admitido este que decepcionará "muchas veces" a sus votantes y harán "muchas cosas mal" si forma gobierno con el PSOE, pero ha defendido esta opción frente a la posibilidad de permanecer en la oposición.

"Yo sé que si gobernamos con el PSOE, muchas veces vamos a decepcionar y muchas veces vamos a intentar hacer cosas que luego no vamos a poder hacer. Aun así las cosas se cambian desde el Gobierno y no desde la oposición", ha afirmado Iglesias durante una entrevista en 'El Hormiguero' de Antena 3.

Iglesias ha explicado que está "dispuesto" a arriesgarse y "decir que gobernar va a ser difícil", así como "negociar en Europa" o ponerse de acuerdo "muchos días" con Pedro Sánchez en el caso de que prospere un pacto de gobierno entre el PSOE y Podemos. "Pero estamos dispuesto a hacerlo porque creemos que así a España le irán mejor las cosas", ha dicho el líder de Podemos.

"Haremos muchas cosas mal, tendremos muchos límites, habrá muchos problemas, pero las cosas se cambian gobernando, y lo hemos visto en Madrid y Barcelona", ha añadido Iglesias aludiendo a los gobiernos municipales de Manuela Carmena y Ada Colau, donde participa Podemos.

FECHA PARA LA REUNIÓN A TRES BANDAS

Pablo Iglesias también ha desvelado que el "jueves o viernes" de esta semana tendrá lugar la reunión negociadora entre Podemos, PSOE y Ciudadanos para intentar llegar a un posible acuerdo que facilite un nuevo gobierno en España.

En esa próxima reunión, Iglesias ha adelantado que a Sánchez le pedirá que "ceda" y a Rivera que facilite un "gobierno progresista" entre PSOE, Podemos, Compromís e IU con una abstención, a pesar de que en Ciudadanos, según el líder de Podemos, se reaccione "como un vampiro al que le enseñas un crucifijo" cuando se plantea la entrada en un hipotético gobierno de la formación morada.

"Yo espero que cedan, que digan bueno, si nosotros no hemos podido a lo mejor pueden ellos. ¡Carajo! Si no funciona una cosa probemos otra", ha explicado Iglesias, que admitiendo su "buen rollo personal" con Rivera, a quién considera "un tío simpático y valiente", ha admitido que a ambas formaciones les separa "la política económica" e imposibilita que gobiernen juntos.

UN 'GIN TONIC' CON SÁNCHEZ

Del mismo modo, Iglesias ha defendido sus intervenciones críticas con el PSOE, como cuando en el debate de investidura de Sánchez aludió a los crímenes del grupo terrorista GAL, porque "está bien recordar esas cosas para no repetirlas", aunque se ha mostrado decidido a intentar un acuerdo con los socialistas para no repetir elecciones.

"Sería una pena", ha opinado Iglesias sobre la posible nueva convocatoria electoral, "pero si las hay nunca es malo que la gente vote", ha añadido después. "Yo lo voy a intentar, por nosotros no va a ser", ha asegurado el líder de Podemos, porque considera además que "los votantes del PSOE prefieren un gobierno progresista que un acuerdo con la derecha".

En un tono más distendido, Iglesias ha prometido que brindará con Sánchez en el bar del Congreso si sus dos formación logran un acuerdo de gobierno. "Todavía no me he tomado un 'gin tonic' en el Congreso, pero si alcanzamos un acuerdo con el PSOE le diré a Pedro que me invite a un 'gin tonic", ha asegurado.