Iglesias se hace la foto en las obras de Salamaq en las que gasta más de 300.000 euros

Iglesias, en una de sus visitas el año pasado al recinto ferial.

El presidente retoma su ronda de fotos vinculadas a la feria agropecuaria que ahora organiza en solitario. La Diputación insiste en separar las obras en el recinto del presupuesto de Salamaq: se va a gastar más de 300.000 euros en arreglos.

El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, retoma hoy su ronda de fotos vinculadas a Salamaq con una visita a las obras del recinto ferial. Unas obras en las que va a gastar más de 300.000 euros, adjudicadas en buena parte con contratos negociados sin publicidad y que, a pesar de la visita, se empeña en separar del presupuesto de la feria. Una medida que le ayuda a maquillar las cuentas y vender incluso ahorro, a pesar de que se gasta en ellas una cifra próxima a lo que dice que cuesta toda la feria.

 

El año pasado, en la primera edición, Iglesias protagonizó siete fotos antes incluso de la inauguración, pero este año lleva algunas menos. En total son tres desde la primera que se hizo en abril en la presentación de un proyecto de eficiencia en el riego; después repitió también en abril en una reunión con el sector y ahora retoma su presencia tras haber cedido el protagonismo a los vicepresidentes Carlos García Sierra y Chabela de la Torre.

 

Esta vez acude a visitar las obras en el recinto ferial, licitadas en unos 400.000 euros y que finalmente van a costar cerca de 320.000 euros. Se trata de la reforma de una cubierta de la nave del ganado, la climatización de la nave central y los nuevos aparcamientos; se han concedido dos de ellos por el procedimiento negociado sin publicidad, el mismo de los contratos sospechosos de las obras del área de Fomento de la Diputación. Su coste es muy cercano al de toda la feria, que está presupuestada en unos 390.000 euros.

 

Puede que por ese motivo la Diputación se empeñe en deslindarlas del coste de la feria, ya que solo el gasto en obras multiplicaría el presupuesto e impediría publicitar el ahorro económico que ha esgrimido en alguna ocasión Iglesias como excusa para su aventura en solitario una vez decidió eliminar la histórica Agromaq y precindir de IFESA. "Suponen una mejora del recinto ferial, no solo para la Feria, también para cualquier actividad que se pudiese desarrollar dentro del recinto", indicaba García Sierra hace unos días. Solo el año pasado las mejoras costaron 700.000 euros, pese a lo que la Diputación anunció un ahorro importante. La histórica agropecuaria manejaba un presupuesto de menos de 400.000 euros en sus últimas ediciones.