Iglesias sale en defensa de Picado ante una pregunta del PSOE por un cambio presupuestario entre Asociaciones

Elena Diego señaló que se habían quitado 30.000 euros a un colectivo para dárselos a otro y preguntó a la diputada si tenía alguna relación con ‘Nueva Gente’

Tenso pleno el celebrado entre los dos grupos, PP y PSOE; no prometía polémica al principio pero terminó con muchas posibles interpretaciones ante una pregunta de la diputada socialista, Elena Diego, que provocó hasta la intervención del presidente de la Diputación, Javier Iglesias, que salió en defensa de la diputada de Bienestar Social, Eva María Picado.

Elena Diego, en el apartado de preguntas, y dejando ‘lo mejor’ para el final, cuestionó a Eva María Picado “por qué se habían transferido 30.000 euros que correspondían a una asociación a otra llamada ‘Nueva Gente’ que ya cuenta con un presupuesto de 15.000 euros dejando a la otra, que lucha contra la pobreza sin la subvención”, señaló.

Asimismo, preguntó a la diputada de Bienestar Social que conteste solo “con un sí o un no, sí colabora de alguna manera con la asociación a la que se le han transferido 30.000 euros o tiene alguna relación con la misma después de ser nombrada diputada, porque mis informaciones así lo indican porque usted ha ejercido de psicóloga y queremos saber si aún lo sigue haciendo”.

Ante esta cuestión, la diputada popular dijo que desconocía esa “modificación en el presupuesto y ese movimiento económico a esta asociación, pero que revisaría todos los datos”, aunque no contestó a la pregunta sobre su relación con la asociación. Solo dijo que ella “participa con muchas asociaciones”.

Intervención de Iglesias
Ante esta tensa situación, el presidente de la Diputación, Javier Iglesias, optó por intervenir, aspecto que causó “sorpresa” en el PSOE, y salió en defensa de Eva maría Picado, señalando que está “plenamente seguro de que Eva María Picado nunca haría esto porque defiende los criterios objetivos a la hora de repartir el dinero, y además, las cuestiones personales no tienen por qué ser respondidas en este pleno y si lo hace es por propia voluntad”, señaló.

Esta intervención causó revuelo en el PSOE porque “en ningún caso dudamos de la profesionalidad de la diputada ni hemos hecho esta pregunta con doble sentido ni para que moleste a nadie, solo con el objetivo de saber por qué este dinero se le ha quitado a una asociación y se le da a otra que, según mis informaciones es para la que trabaja o tiene algún tipo de relación Eva María Picado”, señaló Diego.

No obstante, Elena Diego prometió “pedir disculpas de antemano si lo que digo no es cierto, de verdad sobre su participación con esta asociación, no acuso a nadie, pero quiero que la diputada de Bienestar Social me lo confirme” apuntó Diego. La respuesta de Eva María Picado indicó que puede tratarse “de un error informático porque no tengo constancia de esa modificación”, pero en ningún caso contestó a la pregunta sobre si tenía algún tipo de relación con la asociación ‘Gente Nueva’.

Ante este hecho, Javier Iglesias señaló que si es necesario, “las explicaciones se pueden dar en la Comisión correspondiente una vez revisados los datos sobre esta cuestión”, que levantó los ánimos y las suspicacias entre las partes con incógnitas en el aire, en un pleno en el que también se aprobó una moción conjunta de PP y PSOE de vital importancia para la Diputación de Salamanca.

PP y PSOE piden al Gobierno ampliar el pago de la deuda de 30 millones

Por otro lado, hubo un acuerdo unánime entre PP y PSOE gracias a una moción de urgencia aprobada y presentada en “para la exigencia, en el ámbito de la lealtad institucional, de las responsabilidades al Gobierno de la nación por el incumplimiento de sus obligaciones, especialmente por sus efectos sobre la liquidez”.

Ésta consiste en aplazar el pago de los 30 millones que debe la Diputación al Estado de cinco años a diez, de modo que en lugar de tener que abonar seis millones al año sean tres, para que la Diputación de Salamanca pueda contar durante la próxima legislatura con 12 millones de euros más, “cantidad muy importantes en los tiempos actuales y que hacen mucha falta a l Diputación. Además, quiero destacar que celebro este acuerdo entre los dos partidos, de vital importancia para esta Diputación”.

Así se expresó el presidente de la institución provincial, Javier Iglesias, en un debate en el que participaron el portavoz socialista, Isidro Rodríguez Plaza y la diputada de Economía y Hacienda, Chabela de la Torre. De este modo, De la Torre señaló que el aplazamiento “de esta deuda de los años 2008 y 2009 es vital para la Diputación”, y ambas partes decidieron no alargar mucho más el debate.

Modificaciones presupuestarias

Otro punto tratado en el pleno se refirió a las modificaciones presupuestarias realizadas por la Diputación, un total de 22, “demasiadas para el PSOE”, pero “necesarias para el PP ante lo imprevistos que surgen en cada año, porque no tenemos una bola de cristal para adivinar qué puede pasar en el futuro”, señaló la diputada de Economía, Chabela de la Torre.

El PSOE también presentó otra moción referida al pago por parte de la Junta de Castilla y León del 70% de las ayudas referidas a servicios sociales, “que aún no se ha hecho efectiva y nos gustaría que el PP la apoyara para llevarla a la Junta”, señaló el portavoz del PSOE, Rodríguez Plaza. Ante este hecho, el vicepresidente primero, Carlos García Sierra señaló que “el presidente de la Diputación de Salamanca se reúne mañana con la consejera para tratar éste y otros temas y nos parece más adecuado tener esta reunión y hacer las cosas bien en un tema que también nos preocupa, claro”.

Por último, otro punto de interés fue una pregunta del PSOE dirigida al diputado de Medio Ambiente, José Prieto, y a Javier Iglesias, en relación a la presentación de la ‘Guía Transfronteriza para la creación de Empresas, Innovación y Base tecnológica: provincia de Salamanca, Beira Interior Norte y Duero Superior’, que según el PSOE “muchos servicios se podían haber encargado al personal de la Diputación y no a personal externo porque es un mayor gasto”, al tiempo que cuestionaron “realmente la utilidad de la Guía”.