Iglesias saca fuera del presupuesto unas obras que disparan el coste real al doble del oficial

Pabellón central de la feria agropecuaria.

El presidente insiste en excluir del presupuesto el gasto en mejoras afrontado para esta edición a pesar de que las obras son habituales cada año antes de la cita agropecuaria y de que esta será la única cita importante.

Hace días que los operarios trabajan a marchas forzadas para que este jueves estén terminadas todas las obras puestas en marcha este año en el recinto ferial. No es algo nuevo, pero este año es diferente, al menos, eso indica la cuantía de las mejoras, casi 150 millones de las antiguas pesetas. Es lo propio de cara a la cita más importante en el ferial, la feria agroganadera, pero desde la Diputación su presidente se empeña en desligar las obras de la celebración de la primera Salamaq. El objetivo, que no se sumen las cantidades al presupuesto que oficialmente declara porque, simplemente, multiplicaría por dos el coste total de esta primera edición a cargo de la Diputación.

 

Hace unos días, el presidente Iglesias desligó totalmente las obras con la feria, y lo ha vuelto a hacer en la presentación oficial de este lunes. Sin embargo, se han puesto en marcha claramente de cara a la agropecuaria. Las tres más importantes por cuantía, las obras de abastecimiento y redes de agua, las reformas en el pabellón central y las obras de mejora en la urbanización del recinto se han tramitado por la vía rápida y con premura; se adjudicaron por decreto el día 10 de julio, dos de ellas por procedimiento negociado sin publicidad a pesar de su elevada cuantía, y el mismo día se firmaron los contratos. En obras ya previstas lo normal hubiera sido actuar de manera que no hubiera que apurar las horas para tenerlas listas.

 

Entre las tres suman casi 650.000 euros, pero en sus intervenciones públicas Iglesias ha elevado la cifra de lo invertido a los 854.000 euros; el motivo, según explican fuenets oficiales de la Diputación, la realización de otras pequeñas mejoras en otras dependencias (taquillas o en la oficina del ferial) atendiendo a las necesidades de la feria y que se acometen porque son necesarias. 

 

Las mismas fuentes confirman que todos los años se hacen mejoras, pero no es habitual que sean de tanto calado según ha podido constatar este medio. En todo caso, están destinadas a la cita agropecuaria. Según fuentes consultadas por este medio, en otras ocasiones estas inversiones se han computado en la parte de presupuesto correspondiente a la exposición de ganado o en el presupuesto de la feria porque eran de menor entidad.

 

En todo caso, son 854.000 euros que, sumados a los 838.000 euros declarados como disposición presupuestaria para Salamaq y la exposición de ganado puro, supondrían multiplicar por dos la cifra que oficialmente figura como presupuesto para las dos citas de este año. Y es solo parte de los cuantiosos gastos que no figuran en la relación oficial del gasto que va a suponer la nueva feria bajo la batuta de la Diputación.