Iglesias reconoce que el cierre de las urgencias nocturnas en Villarino y Barruecopardo es una medida “no deseada”

El presidente del PP de Salamanca confía en que sea una medida temporal por la crisis

El presidente del Partido Popular de Salamanca, Javier Iglesias, ha reconocido que la decisión de la Junta de Castilla y León de cerrar las urgencias nocturnas en las localidades de Barruecopardo y Villarino es “una medida no deseada” y que “a nadie le gusta”.

No obstante, Iglesias ha señalado que la Administración Autonómica ha tenido que aprobarlo como “necesidad extraordinaria de cumplir objetivos de déficit” y que “forma parte de lo que no nos gustaría que pasara”.

Aun así, el presidente provincial del PP ha afirmado que sus consecuencias se tratarán de “amortiguar” y que, con este fin, los alcaldes de los municipios de la zona ya han mantenido una reunión “muy larga” con el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado.

En este mismo sentido, ha comparado esta medida con la de subir los tributos al Estado, una decisión que ha calificado de temporal. Ha dicho que está convencido de que en un futuro se podrán volver a bajar los impuestos.