Iglesias niega al PSOE el informe interno y buena parte de los contratos bajo sospecha

García Sierra y Javier Iglesias, durante el pleno posterior a la comisión extraordinaria de contratación. Foto: S. Bayón

La comisión extraordinaria convocada por el presidente de la Diputación para informar a la oposición se salda sin que el PSOE pueda acceder al informe interno porque es materia reservada y sin información sobre la parte más importante de los contratos en duda, los abiertos y menores.

"No" a la comisión de investigación y nada en la extraordinaria de contratación. Este es el resultado de la jornada de pleno y comisiones que ha vivido este jueves la Diputación de Salamanca en torno a la trama de supuestas irregularidades en torno a las contrataciones de Fomento. Y es que antes de negarse a aceptar la comisión especial que ha pedido el PSOE se celebró una comisión extraordinaria de Contratación.

 

Esta cita, presidida por el propio Javier Iglesias, es la ocasión que había anunciado el equipo de Gobierno para facilitar a la oposición toda la documentación supuestamente entregada a la Fiscalía. Según aseguraron el presidente y vicepresidente de la Diputación en su rueda de prensa el pasado viernes, esta estaba compuesta por un informe interno, una importante relación de contratos (abiertos, negociados sin publicidad y menores) y las medidas tomadas respecto a los funcionarios sospechosos y a los que se iba a apartar. Sin embargo, a la hora de la verdad, la voluntad de transparencia ha sido mucho menor, al menos, según el PSOE.

 

Fuentes del grupo socialista aseguran a TRIBUNA que la documentación que se iba a tratar en esta comisión extraordinaria llegó a última hora del miérrcoles al grupo, a pesar de que la comisión se convocó el martes, con lo que no pudo ser estudiada con detalle; de hecho, los representantes socialistas en la comisión no pudieron llevar consigo la documentación, aunque se les entregaron copias. A la hora de la verdad, la documentación no incluía el informe interno elaborado, según el equipo de Gobierno, por funcionarios de la institución. Según se les ha explicado, se trata de materia reservada y se ha entregado a la Fiscalía, con lo que no se le podía facilitar al PSOE.

 

Tampoco la documentación entregada en torno a los contratos era la esperada. Aunque el viernes Iglesias y García Sierra anunciaron que los contratos sospechosos, por valor de 12 millones de euros, se repartían entre contratos abiertos, negociados sin publicidad y contratos menores, según el PSOE solo se les ha entregado documentación sobre la veintena de contratos negociados sin publicidad, y nada más. Los contratos negociados sin publicidad suponen 1,2 millones de euros de los 12 del montante total de los contratos bajo sospecha, con lo que la falta de los documentos sobre contratos abiertos y contratos menores es relevante. En todo caso, el PSOE cuenta con esa documentación porque la ha ido recabando en los últimos meses.

 

Y tampoco se ha dado a conocer las medidas tomadas en torno a los dos funcionarios apartados, al menos, no en la comisión extraordinaria. Después, ya durante el pleno, el vicepresidente Carlos García Sierra ha enumerado las nuevas funciones que les han sido atribuídas.

 

 

"NO" A LA COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN

 

Con todos estos antecedentes, y ya durante el pleno, el equipo de Gobierno del PP ha aprovechado su mayoría para rechazar la moción presentada por el PSOE y en la que pide una comisión especial de investigación. Según los argumentos de García Sierra, es el equipo de Gobierno el que ha tomado la iniciativa de llevar el caso a la Fiscalía, lo que significa que queda fuera del control de los órganos de la Diputación; y que en el informe realizado no se aprecian irregularidades administrativas en la tramitación de los expedientes sospechosos, lo que abona la teoría socialista de que se ha actuado para evitar la denuncia que el PSOE tenía ya preparada. También ha abundado en el hecho de que el PSOE tiene presencia en las comisiones informativas, obviando que es el equipo de Gobierno el que lleva a efecto las contrataciones y el que tiene la mayoría de control.