Iglesias maquilló las cuentas de Salamaq 2014 para ocultar un déficit de 140.000 euros

El presidente de la Diputación, Javier Iglesias, durante la presentación de Salamaq.

El presidente anunció superávit de 109.000 euros en su primera feria en solitario, pero el desvío de gastos a otras partidas y los que se han diferido para pagarlos en 2015 elevan la factura a los 620.000 euros: el resultado, un déficit de 140.000 euros que supera el millón si se suman los 900.000 euros gastados en obras para Salamaq en el recinto ferial

Lo que el presidente de la Diputación anunció como superávit y un éxito en el plano económico, es en realidad un importante déficit y la ocultación deliberada de unas cuentas que no dejan en buen lugar la gestión hecha para la primera edición que La Salina organizaba en solitario tras acabar con 30 años de Agromaq. Así lo ha denunciado el grupo socialista en la Diputación, que ha puesto sobre la mesa unas cuentas que distan mucho de las que dio a conocer Javier Iglesias a finales de diciembre.

 

El día 4 de diciembre de 2014 el presidente de la Diputación ofreció en rueda de prensa los datos económicos de la primera feria Salamaq. Según Iglesias, la feria agropecuaria había ingresado 383.895 euros y había costado 274.137, lo que arrojaba un superávit de 109.758 euros. Aunque la cuenta conjunta de la feria y la exposición de ganado arrojaba pérdidas de más de 300.000 euros, lo consideró un éxito.

 

Sin embargo, el diputado socialista Manuel Ambrosio Sánchez ha puesto totalmente en duda la validez de esas cuentas. Tras analizar pormenorizadamente las facturas de gastos y los ingresos de Salamaq 2014 su balance es muy diferente. El grupo socialista ha podido estudiar los gastos que figuran en la relación de contratos y gastos menores que está en el portal de transparencia de la Diputación y sumadas todas estas facturas arrojan, al menos, un déficit de 140.175,12 euros. Exactamente, el análisis del PSOE acredita unos ingresos de 427.418,93 euros para Salamaq 2014, más que lo declarado en su día por Iglesias (383.895 euros), pero también  unos gastos mucho más elevados: 620.578,87 euros, por los 274.137 que anunció Iglesias en público.

 

La diferencia estriba en varias cuestiones. La primera, que los gastos hechos con cargo al presupuesto para la feria son superiores a los declarados y ascenderían a 372.168,06 euros. Además, hay gastos que se han desviado a otras partidas que no son la que corresponde a la feria agropecuaria en el presupuesto de la Diputación; según los datos del PSOE, casi 200.000 euros se habrían cargado a otras partidas. Además, se ha diferido para 2015 el pago de otros gastos como las compensaciones a los 36 trabajadores 'liberados' en atribuciones temporales para trabajar en Salamaq y el premio en colaboración con la Usal, que no contaron en el gasto de la feria ofrecido a finales de 2014.

 

El resultado es un déficit de 193.159,94 euros sin la devolución de IVA; como este trámite ya se ha hecho según ha reconocido el PSOE, el desfase final es de 140.175,12 euros. Eso es una diferencia de casi 250.000 euros con el dato que públicamente anunció el presidente de la Diputación el pasado diciember como resultado definitivo de Salamaq.

 

A todo ello hay que sumar el coste de las obras hechas en el recinto ferial. El equipo de Gobierno de la Diputación ha mantenido siempre que no tienen nada que ver con Salamaq a pesar de que es la única feria importante que se hace en el recinto en la actualidad y de que las obras se ejecutaron de cara a la feria del pasado septiembre, como se ha hecho este año. Este capítulo de mejoras superó el año pasado los 901.000 euros, lo que sumado al déficit de la propia feria eleva el gasto atribuíble a Salamaq 2014 por encima del millón de euros, una cifra a años luz de las que manejaba Agromaq cuando la organizaba IFESA: su último presupuesto fue de menos de 500.000 euros y tuvo un superávit de 168.000 euros.

Noticias relacionadas