Iglesias explica los presupuestos: "Si hablamos de cifras confundimos más que explicamos"

Javier Iglesias, durante la rueda de prensa en la que ha presentado los presupuestos. Foto: F. Oliva

El presidente de la Diputación presenta a dos días de fin de año unos presupuestos 'cogidos con alfileres' que llegan tarde y en los que repite proyectos que no se han ejecutado en todo 2015. Iglesias, incapaz de dar detalles sobre el proyecto de cuentas, destaca que el año que viene se pagarán "cuatro perras" en deuda e intereses.

SIN PRESUPUESTOS HASTA MEDIADOS DE ENERO

 

Los presupuestos de la Diputación de Salamanca inician ahora, a tres días de final de año, su trayecto para la aprobación. Eso obliga a prorrogar desde este día 30 de diciembre los presupuestos de 2015. Para sustituirlos primero habrá que informar a oposición y sindicatos y pasarlo por comisión informativa para emitir un dictamen. Lo previsto es que el día 8 esté listo para ello y que se aprueben en torno al 15 de enero.

El presidente de la Diputación, Javier Iglesias, ha protagonizado una curiosa rueda de prensa que se había anunciado como presentación de los presupuestos de la institución provincial para 2016 y en la que ha huído de las cifras, un ejercicio de prestidigitación con el que ha intentado ocultar la realidad. El proyecto de presupuestos llega 'verde' a tres días de final de año, va con retraso como ha tenido que reconocer y obligará a prorrogar las cuentas a pesar de que se apoya en sólo una docena de medidas y de que varias se repiten porque el equipo de Gobierno no ha sido capaz de sacarlas adelante en todo el año.

 

El presupuesto de la Diputación será el próximo año de 100,3 millones de euros, en la línea de los últimos años, y tendrá como protagonista el incremento de algunas partidas por la menor necesidad de fondos para pagar deuda e intereses. Iglesias y la diputada de Economía y Hacienda, Chabela de la Torre, han desgranado en unas pocas líneas las actuaciones fundamentales para el año que viene, pero ha sorprendido la reticencia del presidente a dar cifras; también la diputada se ha reconocido "saturada" para justificar que no se dieran cuadros explicativos.

 

En su ejercicio de hablar de los presupuestos sin dar cifras el presidente de la Diputación ha llegado al punto de decir textualmente que "el año que viene vamos a destinar a amortización e intereses 'cuatro perras' (sic)", al referirse al hecho de que, al reducir el endeudamiento de la institución, la cuantía de las partidas necesarias para pagar el principal y los intereses de los créditos necesarios se va a reducir de manera notable; en concreto, 3,6 millones de euros para dejar la deuda histórica en 10 millones.

 

 

PRESUPUESTO DE CARTÓN PIEDRA

 

El motivo de esta ausencia de datos más allá de lo básico es que la tramitación va tarde. De hecho, el presupuesto que se presenta este miércoles al pleno se podría calificar 'de cartón piedra' porque detrás de las grandes cifras no se encuentran los documentos que deben apoyar un presupuesto, como el anexo de inversiones, la ejecución presupuestaria de 2015 o el anexo de personal. Al ser preguntado por algunos de los detalles de las cuentas, Iglesias ha llegado a decir que "si hablamos de cifras confundimos más que explicamos", algo llamativo cuando otros años sí se ofrecen con gran profusión.

 

Esto explica que el presupuesto vaya a tener que ser prorrogado, algo insólito en un equipo de Gobierno que ejerce en mayoría, máxime cuando el presidente ha empezado su rueda de prensa diciendo que "la Diputación provincial no descansa"; como justificación, las elecciones generales, que no deberían haber afectado en ningún modo a la Diputación. En todo caso, parece que al equipo de Gobierno le ha faltado dedicarse a su trabajo y por ello los presupuestos no se aprobarán hasta mediados de enero. También explica que la oposición carezca a día de hoy de información alguna sobre lo que propone Iglesias.

 

 

PROYECTOS YA CONOCIDOS

 

La tardía tramitación tampoco se explica por la presencia de nuevos proyectos. Las líneas de actuación desgranadas por el presidente se basan en una docena de iniciativas, como el incremento en un tercio de los planes provinciales (que pasarán de 6,1 a 8,1 millones cada uno de los dos próximos años), una partida de 8,5 millones para empleo, incremento del 50% de los planes de sequía (hasta 1,5 millones), 500.000 euros para arreglar caminos, 4,5 millones para el plan de carreteras, 1,3 millones para residencias y tercer sector... y proyectos previstos para 2015 y que no se han hecho en todo el año. Es el caso del plan de promoción turística y de la nueva ruta turística de la línea férrea de La Fregeneda.