Iglesias defiende la integridad de toda su trayectoria política

Pleno extraordinario. Convocado a petición del Partido Socialista para que el alcalde aclare las informaciones en torno a su patrimonio.
MONDRIÁN / DAVID RODRÍGUEZ

El alcalde de Ciudad Rodrigo compareció ayer en un pleno extraordinario para explicar las informaciones aparecidas en las últimas semanas. El pleno había sido solicitado por los miembros del Grupo municipal Socialista, para que el alcalde aclarara estas informaciones, y diera explicaciones públicas ya que hasta ahora, según el PSOE, “no había tenido la valentía de hacerlo”, con un silencio además “que alimentaba los fantasmas”.

Javier Iglesias se mostró agradecido de tener la oportunidad de dar explicaciones ante los mirobrigenses “en aras de la transparencia“. El alcalde defendió que cualquiera de las transacciones realizadas durante estos años la ha hecho con todos los trámites pertinentes y siempre a su nombre, “sin usar el de familiares ni sociedades”. Sobre el requerimiento de Hacienda en el año 2008, Iglesias explicó que es cierto, al igual que le ha ocurrido también este año, y en varios ejercicios fiscales más, para la aclaración de diversos puntos, a los que ha dado la pertinente respuesta.

El alcalde manifestó su “total integridad tanto en la vida pública como en la privada”, añadiendo que “tengo las manos totalmente limpias respecto a las dudas que pudiera haber”. Iglesias llegó a jurar “por mi honor y mi familia que todo lo que poseo, hasta el último euro, es fruto de los ingresos demostrables año tras año desde hace 16”. En el caso de la Alcaldía, explicó que durante más de 12 años sólo cobró del Ayuntamiento en torno a 100-120 euros al mes (lo correspondiente a dietas de plenos y comisiones), ya que un sueldo como alcalde es incompatible con los de diputado o senador que ejercía anteriormente. Por lo que los ingresos principales no le han llegado del Ayuntamiento, excepto los dos últimos años cuando se aprobó que tuviera un sueldo por dedicación exclusiva.

Iglesias considera que las informaciones publicadas suponen ir contra la Ley Orgánica de Protección de Datos, al hacerse públicos datos que deberían ser privados. Por lo tanto, dejó entrever que tomará medidas judiciales para intentar averiguar quién filtró la información desde la Agencia Tributaria. Eso sí, dejó claro que “jamás iré contra un medio” por publicar esa información, ya que considera culpable al que la filtró, aunque esa información se haya usado posteriormente “de forma premeditada” en descrédito suyo y de su partido.

Durante sus explicaciones, también ofreció todos los detalles del terreno que adquirió en Galindo y Perahuy de forma conjunta con su hermano fallecido hace una década, donde construyeron una casa. Al fallecer su hermano, los padres de ambos pagaron el resto de las obras, aunque en el registro siguió figurando el hermano fallecido hasta que se regularizó la situación en los primeros meses de 2009.

En el pleno, el Partido Socialista volvió a poner sobre la mesa la posibilidad de que los concejales del Ayuntamiento hicieran pública su declaración de bienes, algo que rechazó el Partido Popular el año pasado, y que según el PSOE “evitaría situaciones como ésta”. Iglesias considera que excepto los que viven exclusivamente de la política (en este caso, el teniente de alcalde Marcelino Cordero, y él mismo), no tienen por qué poner los bienes al escrutinio público. En todo caso, él se comprometió a hacerlo próximamente y animó “a todo aquel que quiera” a que le siga. En el aire quedó la posibilidad de aprobarlo formalmente en un pleno más adelante. Además, Iglesias puso a disposición de los responsables del Partido Socialista sus últimas declaraciones de la renta, y su declaración de bienes en la Agencia Tributaria.