Iglesias cree que compatibilizar Diputación y Senado "no va a afectar en nada" a la institución

Fotos: F. Oliva

Javier Iglesias asegura que su doble condición de presidente y senador "no va a afectar en nada" a pesar de que el Senado le alejará de la gestión diaria de la Diputación.

El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, considera que su entrada en el Senado, que se hará efectiva el próximo día 13 de enero, no tendrá consecuencias para el funcionamiento de la institución provincial a pesar de que tendrá que compatibilizar cargos y compaginar las agendas de La Salina y la Cámara Alta. Preguntado por las consecuencias de su inminente entrada en el Senado, Iglesias ha respondido: "no va a afectar en nada en el funcionamiento diario".

 

Iglesias ha explicado brevemente que hubiera sido más difícil en caso de ser alcalde, aunque él mismo ya compatibilizó los cargos de primer edil y senador años atrás, y después lo ha hecho también como diputado y como procurador en Cortes, y como alcalde y presidente de la Diputación. Iglesias ha compatibilizado cargos prácticamente siempre desde que llegó a la política en 1995. Iglesias ha reconocido que al puesto de senador "hay que dedicarle tiempo" pero que no va a afectar en nada.

 

Iglesias ya anunció poco después de conocerse que iba en la lista del Senado que compatibilizaría ambos cargos, aunque tras la polémica generada tuvo que anunciar que renunciaría al sueldo de presidente de la Diputación. Las agendas del Senado, con sesiones entre semana, y de la Diputación pueden ser incompatibles y el ejercicio de ambos cargos puede alejar a Iglesias de la gestión diaria en La Salina.