Iglesias califica de "ahorro" la presunta contratación externa 'a dedo'

El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, considera un “ahorro” en la gestión contratar externamente a cinco trabajadores para los trabajos previos de Agromaq, coste asumido por la institución provincial. Esta decisión provocó en 2011 y 2012 el despido de cinco empleados y la presunta contratación a dedo de sus sustitutos, cuestión por la que Iglesias y el diputado de Ferias, Jesús María Ortiz, han declarado recientemente ante el juez.

LA POLÉMICA DE LOS CONTRATOS

 

Entre 2011 y 2012, cinco trabajadores contratados habitualmente por IFESA para los trabajos de preparación de la feria fueron despedidos. Todos denunciaron a IFESA, que era quien les contrataba, por despido improcedente y ganaron sus pleitos; se les indemnizó en vez de readmitirles. Cámara de Comercio y Confaes expresaron en el comité ejecutivo de IFESA su disconformidad con los despidos. La contratación de cinco personas para estos puestos, realizada presuntamente a dedo, es motivo de una querella por tráfico de influencias y prevaricación contra Iglesias y Ortiz presentada por el grupo socialista en la Diputación. Los querellantes aseguran en su demanda que se colocó en estos puestos a personas afines al PP.

El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, ha calificado de “ahorro” en la gestión el hecho de que la institución haya asumido la contratación de cinco trabajadores para los trabajos de preparación del reciento de la agropecuaria de cara a Agromaq y la exposición internacional de ganado. Esta decisión provocó en 2011 y 2012 el despido de cinco empleados y la presunta contratación a dedo de sus sustitutos, cuestión por la que Iglesias y el diputado de Ferias, Jesús María Ortiz, han declarado recientemente ante el juez. Así lo ha dicho en un acto en el que ha asegurado que, pese a que la última edición “el éxito de la feria es rotundo, no el de gestión”, todavía no se ha podido pagar a proveedores en tiempo y forma.

 

Iglesias se ha referido a estas contrataciones como una de las gestiones que han derivado en un ahorro importante de costes. Según el presidente de la Diputación, han sido 10.000 euros que ha asumido la institución. La última edición de Agromaq la organizó la Diputación por encargo directo de IFESA. Hasta 2004, la sociedad se hizo cargo de estas contrataciones directamente; fue entonces cuando se llegó a un acuerdo con la Diputación para asumir los gastos de la Agromaq a través de un convenio por el que IFESA y Diputación asumían los cargos al 30/70%.

 

Según ha podido saber este medio, la contratación se ha hecho a través de una empresa externa de servicios; el gasto total no es público y la contratación no ha tenido que someterse a los trámites habituales de los contratos con el sector público.

 

El futuro de la Agromaq

Iglesias ha dado también su primera explicación sobre el acuerdo impulsado por la Diputación de Salamanca para que IFESA no inscriba la próxima edición de la Agromaq. La institución provincial propuso el viernes pasado a los integrantes de IFESA que esta no hiciera la reserva de fecha para el calendario ferial oficial, lo que puede poner en peligro su celebración en 2014 ya que este trámite es imprescindible. Hoy Iglesias ha asegurado que no se consultó con el grupo socialista en la Diputación porque no es una cuestión que tuviera que pasar previamente por órganos de consulta.

 

La medida se aprobó con los apoyos de Diputación, Ayuntamiento y el representante de Ceiss, pese a que la Cámara de Comercio se ofreció a correr con la organización siempre que IFESA inscribiera la feria; y con la advertencia en un informe jurídico de Confaes sobre las consecuencias económicas y legales que la decisión puede acarrear. En ningún momento la Diputación incluyó en el acuerdo un compromiso firme y fehaciente para sacar adelante la Agromaq de 2014; en una nota informativa posterior sí lo hizo, pero no de manera oficial, y con la oferta de un certamen paralelo similar.

 

Iglesias asegura ahora que la decisión no significa que IFESA no vaya a organizar la cita. “No decimos que no organice, sino que no lo hará hasta que no arregle su situación”, asegura. Iglesias afirma que el objetivo es “que las cosas sigan como están, mejorando la gestión y pagando a los proveedores” porque no está dispuesto “a que la Diputación esté en un sitio donde no se cumpla lo que hay que cumplir”, en referencia a los plazos legales de pago por parte de las administraciones.

 

En este sentido, hay que recordar que no consta una situación de insolvencia de IFESA ya que tal no ha sido comunicada nunca en sus órganos directivos. Iglesias asegura que se paga a los proveedores de un año con los ingresos del año siguiente y que el problema actual es que no se ha hecho la liquidación. El presidente ha asegurado que "el éxito de la feria ha sido rotundo, no el de la gestión". IFESA está inmersa en un proceso de cambio de estatutos con el que Ayuntamiento y Diputación tomarán la totalidad de las participaciones, dejando fuera al resto de patronos; Cámara de Comercio y Confaes se han negado hasta que no se aclaren determinadas actuaciones de la sociedad.