Ifesa se muestra optimista ante un acuerdo con todos los expositores

Boicot el año pasado. Un grupo de más de 20 marcas del sector de la maquinaria se plantó en la pasada edición de la Feria Agropecuaria y no acudió al certamen por no poder acudir “gratis” al recinto
Chema Díez
La Institución Ferial de Salamanca (Ifesa) trabaja con optimismo y confianza a la hora de solucionar el conflicto que tuvo lugar en la organización de la pasada Feria Agropecuaria con los expositores de maquinaria.
Éstos se negaron a participar en dicho certamen porque Ifesa no atendió a sus peticiones, entre las que se encontraba la de acudir gratis al recinto debido a la crisis económica del sector.

Ante esta situación, la Institución Ferial hizo todo lo posible para llegar a un acuerdo y que el grupo de más de 20 expositores recapacitara, pero no fue posible el acuerdo y el recinto destinado a la maquinaria en la feria quedó más desierto de lo habitual.

Precisamente, Ifesa no quiere que se repita de nuevo este “desagradable hecho” y son optimistas ante la participación de esos expositores en la 27 edición de la Feria Agropecuaria de Salamanca. Así, desde la Institución aseguran estar buscando soluciones “para llegar a un acuerdo con ellos y nunca hemos perdido el contacto con ellos porque hemos coincidido en otros certámenes y somos optimistas”.

Por tanto, y pese a las dificultades para trabajar durante el mes de agosto, desde Ifesa están cumpliendo los plazos para la organización del evento y en poco más de una semana podrían confirmar la presencia mayoritaria de los expositores en una de las ferias con más relevancia del sector en los ámbitos nacional e internacional.

Hay que recordar que el pasado año se produjeron especulaciones de todo tipo ante un posible boicot de los expositores a la Feria, pero su postura no aceptaba las condiciones impuestas por Ifesa, entre las que se encontraba la idea de acudir “gratis total”, con lo que ello supondría para todos los profesionales que reservaron su parcela dentro del recinto ferial previo pago de una tarifa, que es la más barata de todos los certámenes de este tipo que se celebran en España.
¿Presencia del MARM?
Otro de los asuntos que también preocupa a los organizadores del evento es la presencia del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MARM) en la Feria, una vez que confirmó que no llevará ningún stand al recinto como ha hecho cada edición debido a “un ajuste del presupuesto”, derivado de la crisis económica por la que atraviesa el país.

No obstante, desde Ifesa están confiados “porque creemos que de una u otra manera conseguiremos que el Ministerio estará presente en el recinto y estamos trabajando para ello”. Por tanto, y pese a no recibir una ocupación total, la satisfacción es grande, más aún conociendo la situación por la que atraviesa el sector agroganadero.

Y es que el certamen salmantino goza de un gran prestigio y reconocimiento en el ámbito nacional e internacional y presenta en todos los programas numerosas actividades y jornadas específicas sobre cada uno de los sectores, lo que le otorga un mayor protagonismo.

Movimientos económicos
Y como casi todo gira en torno al dinero, por el momento se desconoce qué previsiones de volumen económico puede haber en la feria y habrá que esperar a conocer la capacidad adquisitiva de los profesionales para esta época del año.

Además, y como recordatorio del año pasado, el volumen de visitantes disminuyó en relación a otras ediciones, pero lo que sí aumentó fue el número de profesionales del sector que acudió a la Feria Agropecuaria, para tornarse más específica y con un carácter más técnico y personalizado.

Por tanto, y como señalan desde la propia organización, el trabajo que están realizando es óptimo con el objetivo de conseguir los mejores resultados para que el certamen agrícola y ganadero de Salamanca siga siendo una referencia en España y en el extranjero pese a la crisis existente que intenta trastocar todos los planes.