Identifican una nueva especie de tritilodóntido, un animal que une la evolución de mamíferos y reptiles

 Tritilodontids

Docenas de dientes fosilizados encontrados en Kuwajima, Japón, han permitido identificar una nueva especie de tritilodóntido, una familia de animales que une la evolución de mamíferos y reptiles.

El hallazgo sugiere que los tritilodontidos coexistíeron con algunas de las especies de mamíferos más antiguas hace millones de años, tumbando las creencias de que los mamíferos barrieron a los reptiles parecidos a mamíferos poco después de que surgieran.

"Los Tritilodóntidos eran herbívoros con un conjunto único de dientes que cortan cuando muerden", explica el autor del estudio Hiroshige Matsuoka, con sede en la Universidad de Kyoto. "Tenían más o menos las mismas características que los mamíferos - por ejemplo, eran probablemente de sangre caliente - pero taxonómicamente hablando eran reptiles, ya que en sus mandíbulas todavía tenían un hueso que en los mamíferos se utiliza para la audición".

Durante la excavación de una capa geológica de la época del Cretácico en Kuwajima, los investigadores encontraron fósiles de dinosaurios, tortugas, lagartos, peces, muchos tipos de plantas y mamíferos mesozoicos. Entre estos había más de 250 dientes de tritilodontido, primeros hallados en Japón.

Los tritilodóntidos vivieron en el Jurásico y proliferaron en todo el mundo, pero se cree que desaparecieron cuando los mamíferos herbívoros asumieron su papel ecológico a finales del Jurásico. "Esto tiene sentido, porque de lo contrario los tritilodontidos y los mamíferos herbívoros habrían competido por el mismo nicho", dice Matsuoka.

Sin embargo, según las conclusiones del equipo, los tritilodóntidos parecen haber sobrevivido al menos 30 millones de años más de que lo que los paleontólogos habían creído.

"Esto plantea nuevas preguntas acerca de cómo estos animales y sus vecinos mamíferos compartieron o separaron roles ecológicos", dice Matsuoka.

El estudio, publicado en Journal of Vertebrate Paleontology, también es el primero de este tipo que depende únicamente de los detalles de los dientes para determinar si la especie es nueva, y también donde se asienta en el árbol evolutivo.