Identificado un ladrón que dejó en el lugar del robo sus dos cartillas bancarias

41 antecedentes. El arrestado sustrajo presuntamente por el método del descuido 18 cartones de tabaco de un quiosco y huyó en una bicicleta
E.G.

Los agentes de la Policía Nacional detuvieron el pasado domingo a un salmantino de 43 años acusado de un presunto delito de hurto. El arrestado después de sustraer 18 cartones de tabaco de un quiosco salió huyendo sin percatarse que había dejado en el lugar del robo una bolsa con dos cartillas bancarias a su nombre, además de otros efectos, según informaron fuentes de la Comisaría de Policía.

Los hechos ocurrieron a primera hora de la tarde, momento que los efectivos de la Brigada de Seguridad Ciudadana acudieron a un quiosco ubicado en la confluencia del paseo Torres Villarroel con la calle Álvaro Gil, ante el aviso de que un individuo había sustraído al descuido una bolsa conteniendo en su interior 18 cartones de tabaco de diferentes marcas, huyendo posteriormente en una bicicleta, dirección paseo de Carmelitas, continuando por la avenida de Villamayor, según las citadas fuentes.

Tras llegar al lugar de los hechos, los agentes policiales inspeccionaron la calle San Ambrosio y los alrededores, donde encontraron finalmente una bicicleta, que coincidía con las características descritas por los testigos a las de la utilizada por el presunto autor del robo. Tras el hallazgo, los efectivos montaron un dispositivo de vigilancia, localizándolo poco después, en torno a las 15.25 horas, en la citada calle, con la bolsa sustraída, en cuyo interior el arrestado guardó nueve cartones de tabaco.

Los efectivos comprobaron que el sospechoso dejó abandonada en el quiosco afectado, en su huida, una bolsa que contenía dos cartillas bancarias a su nombre, así como un cargador de teléfono, una llave inglesa, dos destornilladores y un juego de llaves Allen. Comprueban también que el arrestado tiene en vigor una requisitoria judicial de detención por el Juzgado de lo Penal número dos de Salamanca, acusado de un delito de robo con violencia o intimidación.

El detenido es un hombre de 43 años de edad, cuya identidad responde a las iniciales J. C. D. C. G., natural de Salamanca y al que le constan 41 antecedentes anteriores. En la mañana de ayer fue puesto a disposición judicial, donde quedó en libertad con cargos tras declarar.