IBI, urbanismo, empleo y vivienda, las claves que pueden reactivar la moción de censura a Mañueco

El portavoz socialista, José Luis Mateos.

Corregir la falta de acción en materia de empleo y vivienda, el empeño en dejar pasar los erorres urbanísticos, en no bajar impuestos o en desdeñar al pleno le pueden costar al alcalde una moción de censura.

La "pereza" por hacer cumplir lo que se decide en el pleno del Ayuntamiento de Salamanca puede convertirse en un problema para Fernández Mañueco. En lo que va de legislatura, el alcalde ha utilizado esta táctica para esquivar su situación de minoría, pero la oposición hace tiempo que le insiste en que el pleno es el máximo órgano y que debe ser el que decida. Y su insistencia puede ser el detonante para pasar de las palabras a los hechos.

 

Así lo ha advertido el portavoz del PSOE, José Luis Mateos, que este lunes ha rescatado la posibilidad de una moción de censura para acabar con el gobierno de Fernández Mañueco. Una alternativa que sigue manteniendo como "la última medida", pero que no descarta si se mantiene una de las señas de identidad del gobierno del PP en esta legislatura: no aplicar los acuerdos de pleno. "Al señor Mañueco le da pereza ejecutar los acuerdos del pleno", ha dicho.

 

"En ocasiones nos encontramos con la barrera de que al PP no le da la gana llevar a efecto los acuerdos del pleno", ha lamentado Mateos, que considera que la escasez de cumplimiento sólo tiene una solución: "Cambiar el gobierno municipal". Ahí es dónde entraría la moción de censura.

 

Pero, ¿qué materias son las que la oposición no quiere ver bloqueadas? ¿Cuáles pueden ser el detonante de una moción de censura? Pues, en concreto, se trata de cuestiones clave para la ciudad. La primera, la creación de empleo: la oposición acusa al PP de haber abandonado las políticas activas y de no haber impulsado ninguna; de hecho, incluso el pacto por el empleo está parado.

 

Lo mismo ocurre con la vivienda, con un pacto impulsado por la oposición y que Mañueco paró en su día para convertirlo en acuerdo unánime y evitar verse fuera. Sin embargo, el alcalde ha paralizado cualquier deliberación sobre un plan de vivienda.

 

Lo mismo ocurre con otra reivindicación clave, la rebaja del IBI. Para el PSOE no es suficiente la congelación de impuestos pactada por PP y Ciudadanos y quiere ir más allá y devolverle a los ciudadanos el esfuerzo hecho estos años. Eso se traduce en una rebaja del 10% del IBI, actualmente de los más caros de Castilla y León por la decisión de Mañueco de mantenerlo así.

 

Y por último está el urbanismo, una cuestión en la que el PP se ha empeñado en seguir por la senda habitual. Esto afecta a cuestiones como la solución de El Corte Inglés, en la que Fernández Mañueco insiste en llevar las riendas por unos derroteros que no son los que quiere la oposición. Este tema remata la lista de cuestiones que pueden reactivar la moción de censura.

Noticias relacionadas