Iberdrola negociará con Areva Wind el suministro de turbinas para un parque eólico en Alemania

Estudia incorporar a este complejo eólico varias unidades de la turbina 'offshore' que Gamesa está desarrollando


MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

Iberdrola ha designado a Areva Wind proveedor preferente para el suministro de los aerogeneradores del parque eólico marino de Wikinger, en aguas territoriales de Alemania en el mar Báltico, cuya construcción está prevista para 2016 y 2017 con una capacidad de aproximadamente 400 megavatios (MW), según ha informado este miércoles la compañía.

Tras un proceso de licitación, ambas sociedades han firmado un convenio mediante el cual trabajarán de manera conjunta en la definición y optimización del proyecto, así como en la documentación necesaria para satisfacer los requerimientos del regulador.

Una vez firmado el contrato definitivo, Areva Wind se encargará del diseño, fabricación e instalación de turbinas M5000, de 5 MW de capacidad unitaria y tecnología germana, así como de su puesta en marcha y mantenimiento. Las turbinas se fabricarán en la planta de Areva Wind en Bremerhaven (Alemania).

Será la primera vez que Iberdrola utilice aerogeneradores de 5 MW de potencia en un parque eólico, lo que supondrá un "gran salto" tecnológico para la empresa. Las turbinas se ubicarán a 35 kilómetros de la costa y cubrirán un área de alrededor de 32 kilómetros cuadrados.

Asimismo, la eléctrica española contempla la incorporación a este mismo complejo eólico de varias unidades de la turbina 'offshore' que Gamesa está desarrollando en la actualidad.

En cualquier caso, la compañía, cuya cartera de proyectos marinos en Alemania ronda los 2.000 MW, sólo tomará la decisión de invertir si sus estudios confirman la viabilidad y rentabilidad de Wikinger.

Iberdrola ha identificado la energía eólica marina como una de las bases de su crecimiento futuro y persigue liderar el desarrollo de esta tecnología, avanzando con la prudencia que exigen las inversiones de esta naturaleza.

Para lograr este objetivo, la compañía cuenta con una dirección de negocio 'Offshore', con oficinas en Glasgow, Londres, Berlín, Madrid y París, que impulsa la paulatina puesta en marcha de su cartera de proyectos, que ya suma unos 11.000 MW en Europa.

Todas estas iniciativas se encuentran en aguas del Reino Unido, Francia y Alemania y su desarrollo podría generar unos 40.000 empleos, dando un impulso decisivo a la economía de las áreas en donde desarrollan y reactivando otros sectores como el naval.

La construcción del primer proyecto en Reino Unido, West Of Duddon Sands, de 389 MW, comenzará el año que viene.

En cuanto a los proyectos a largo plazo, destaca el de East Anglia Offshore, desarrollado junto a la empresa sueca Vattenfall en aguas inglesas del mar del Norte y que, con una capacidad de 7.200 MW, se convertirá en uno de los complejos eólicos 'offshore' más grandes del mundo.

Por último, el consorcio formado por Iberdrola y la empresa Eole-Res está impulsando la construcción del parque eólico marino de Saint-Brieuc, de 500 MW, en la costa bretona.