Iberdrola incrementa un 19,5% la producción de energía eólica en Castilla y León en mayo

Ha sido la comunidad autónoma que más generación eólica ha aportado a la Compañía en el mes de mayo, el 26,8% del total.

IBERDROLA ha incrementado un 19,5% la generación de energía eléctrica en sus parques eólicos en esta comunidad autónoma durante el mes de mayo, si lo comparamos con el mismo periodo del año anterior, al alcanzar los 301,2 millones de kilovatios hora (kWh).

 

Esta cifra histórica, reafirma a IBERDROLA como la empresa líder del sector eólico en Castilla y León, con una potencia instalada que supera los 1.450 megavatios (MW), instalados en 50 parques eólicos -17 parques eólicos en Burgos; 4 en León; 6 en Palencia; 16 en Soria; 2 en Valladolid; 4 en Zamora y uno en Salamanca-.

 

Castilla y León ha sido la Comunidad que más producción eólica ha aportado a IBERDROLA en el mes de mayo, el 26,8% del total de la generación eólica en España, que ha registrado los 1.124 millones de kWh.

 

La Compañía ha invertido más de 1.600 millones de euros en la región desde 2002, lo que muestra su compromiso con Castilla y León y su decisivo papel para que hoy se haya convertido en el principal referente en el desarrollo de las energías limpias y uno de los motores de la economía regional.

 

En Castilla y León, esta área cuenta con una plantilla propia de 102 personas aunque genera un gran número de empleos indirectos no sólo en la construcción y puesta en marcha de sus instalaciones renovables sino también en la fase de explotación de las mismas, que rondan las 14 personas por cada 100 megavatios (MW) instalados.

 

Una de las señas de identidad de IBERDROLA es la búsqueda de empleados que sean del mismo lugar en donde se desarrolla el negocio. Cabe destacar que más del 90% de los operadores de los parques eólicos y de los puestos indirectos creados durante la explotación de los mismos proceden de los municipios en donde se ha desarrollado la instalación y casi la mitad de los puestos de trabajo generados en España han sido creados en zonas rurales. Asimismo, este tipo de puestos de trabajo requieren de una formación continua debido a la alta tecnología con la que se operan los parques eólicos, generando de este modo unos puestos de trabajo de calidad.

 

Esta firme apuesta por las tecnologías de generación más respetuosas con el medio ambiente se ha plasmado en que, a lo largo de 2014, el 91% de la producción de IBERDROLA en España haya estado libre de emisiones, gracias a que el 72% de toda la potencia instalada por la empresa en nuestro país no emite CO2.