Iberdrola forma a los Bomberos de Salamanca para actuar en instalaciones eléctricas

La jornada teórica se ha desarrollado en el Parque Municipal de Bomberos de Salamanca.

Iberdrola ha impartido al Cuerpo de Bomberos de la provincia de Salamanca una jornada técnica sobre los riesgos y medidas de prevención para las labores que puedan tener que llevar a cabo sus miembros en caso de emergencia, incidencia o robo en instalaciones eléctricas o en sus proximidades.

 

Durante la jornada teórica, desarrollada en el Parque Municipal de Bomberos de Salamanca y organizada por Seguridad Corporativa, en colaboración con el Ayuntamiento de la capital, se les ha explicado cómo identificar una instalación eléctrica, su topología, conceptos básicos de electricidad, los efectos de la corriente eléctrica en el cuerpo humano, riesgos y prevención en trabajos en instalaciones eléctricas y posibles actuaciones en las mismas o en sus inmediaciones.

 

La sesión ha sido impartida por Eduardo Boixo, técnico de apoyo de sostenibilidad en la región oeste, y José Carlos Barranquero, jefe de la Unidad Técnica de Distribución (UTD) Salamanca capital, ambos de Iberdrola.

 

Al finalizar esta jornada formativa visitaron la Subestación Villamayor, sita en la capital salmantina, en compañía de Emilio Iglesias, jefe de la Unidad Polivalente Local (UPL) Salamanca-Ávila. Perteneciente a la red de distribución, es una de las más importantes de la provincia con cuatro niveles de tensión. Dispone, en un primer nivel, de dos transformadores de 170 megavoltamperios (MVA) que transforman la muy alta tensión de 220 kilovoltios (kV) en 132 kV. En el segundo, cuenta con 13 posiciones de líneas y transformadores.

 

El sistema de alta tensión a 45 kV, por su parte, dispone de dos transformadores de 50 MVA que suministran, a través de 12 posiciones, a todas las subestaciones transformadoras de reparto de la provincia, alimentando a más de 81.000 clientes. Por último, en el sistema de media tensión, un transformador de 40 MVA convierte la potencia de 45 a 13,2 kV, suministrando energía a más de 19.000 clientes de la ciudad de Salamanca y entorno.

 

Con la participación en este tipo de iniciativas, Iberdrola demuestra, una vez más, su compromiso con la formación, la prevención y las responsabilidades  que  de esta  se derivan. Esta actividad viene a reforzar, además, el convenio suscrito con el Servicio 112 de la Junta de Castilla y León en el año 2011 y que fija planes de actuación para optimizar los tiempos de respuesta y asignación de recursos ante las posibles incidencias que se produzcan en las instalaciones y redes eléctricas de Iberdorla y en sus proximidades.