Iberdrola destinó 145 millones de euros durante 2012 al área de I+D+i, un 6,6% más que el año anterior

Iberdrola ha invertido 145 millones de euros durante 2012 en el área de I+D+i, lo que supone un incremento del 6,6 por ciento respecto al ejercicio anterior. Según ha informado la compañía, el grueso de dicha inversión se ha destinado al desarrollo de proyectos de redes inteligentes, generación limpia, energías renovables y vehículo eléctrico.

Iberdrola ha sido reconocida como la 'utility' española más innovadora y la quinta de Europa, según el ranking elaborado por la Comisión Europea. En este sentido, la eléctrica señala que su apuesta por la I+D+i se ha visto reflejada también en el apoyo a emprendedores y empresas de base tecnológica a través del programa de capital riesgo Perseo.



"Mediante esta iniciativa, Iberdrola ha invertido ya más de 25 millones de euros desde 2008 en start-ups tecnológicas en ámbitos como las energías marinas o la bioenergía a partir de las algas", ha explicado.



Concretamente, ha explicado que, para mantener y reforzar la actividad del programa Perseo, Iberdrola firmó en julio de 2012 un acuerdo con el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) por el que invertirá más de 25 millones de euros adicionales en los próximos cinco años en nuevas tecnologías para el sector energético.



En el área de las energías renovables, ha puesto en marcha a lo largo del pasado año proyectos en el ámbito 'offshore', donde se ha situado como un referente mundial, según ha explicado Iberdrola, que ha destacado las iniciativas Emerge y Flottek, centradas en el desarrollo de plataformas flotantes en aguas profundas, o Ocean Líder cuyo objetivo es fomentar las tecnologías de generación marinas.



Por otro lado, y en el ámbito de las tecnologías de generación limpias, la compañía destaca que ha trabajado en el proyecto Coeben II, que tiene como meta adecuar las instalaciones a los requisitos medioambientales de emisiones NOx, o las iniciativas Sigma y Vida, relacionadas con la captura de CO2.



Finalmente, señala que ha continuado con sus esfuerzos para promover la implantación del vehículo eléctrico a través de acuerdos firmados con administraciones públicas y fabricantes. Así, ha centrado sus trabajos, principalmente, en el campo de las tecnologías de recarga.