Hugo Stuven y Silvia Tortosa, nombrados Matanceros de Honor

Cambio de planes. Carmen Sevilla no pudo recibir el popular título honorífico ya que no acudió, alegando motivos de salud. Guillermo Summers. El conocido presentador de TVE actuó como director de matanza
Carlos Bermejo

Las jornadas de la matanza típica de Guijuelo continuaron en la jornada de ayer con la presencia de más rostros conocidos. En esta ocasión la voz del presentador de las galas de Eurovisión se hizo escuchar en la plaza de Castilla y León de la villa chacinera. Y es que el presentador José Luis Uribarri actuó como maestro de ceremonias. Pero no fue el único famoso que se dio cita ayer en la localidad ya que los asistentes pudieron disfrutar con la presencia de Guillermo Summers como director de la matanza y de Hugo Stuven y Silvia Tortosa como matanceros de honor.

La comitiva de invitados dijeron sentirse “muy honrados por el reconocimiento” y afirmaron que “corresponderemos a la distinción siendo embajadores de Guijuelo y de su excelente jamón por toda España”. El acto en sí comenzó pasadas las 12 horas cuando Jesús Merino, organizador de las jornadas, saludó y dio la bienvenida al público que se había desplazado para disfrutar del evento ya que, como todos los fines de semana de matanza típica, además de los guijuelenses, salmantinos de toda la provincia se acercan a la villa para presenciar el sacrificio ritual del cerdo y también para degustar los sabrosos productos de la Matanza Típica.

Por lo que se refiere al evento en sí, en primer lugar Merino saludó al alcalde de Guijuelo, Julián Ramos, quien también tuvo unas palabras para todos los presentes y, a continuación, fueron llamando al resto de protagonistas. El primero en ponerse la típica blusa y la boina de matancero fue el presentador del evento José Luis Uribarri, que derrochó buen humor e, incluso, se atrevió con una simpática imitación de sus ya míticas presentaciones de Eurovisión.

Muy honrado se sintió también Guillermo Summers como director de la matanza, quien quiso transmitir su agradecimiento de la mejor manera que sabe y leyó unos versos a los presentes lo que permitió al público comprobar que su buen hacer como actor apenas ha cambiado con el paso de los años, incluso después de que en el año 2005 sufriera un infarto de miocardio del que se ha recuperado perfectamente “gracias al jamón de Guijuelo”.

Le siguieron Hugo Stuven y Silvia Tortosa, quien se mostró muy impresionada en el momento del sacrificio y tuvo que abandonar el lugar para no presenciar el momento de la muerte. La actriz Carmen Sevilla no pudo asistir al evento debido a motivos de salud, aunque prometió su presencia en futuras ocasiones. Tampoco faltaron los bailes tradicionales del grupo El Torreón, el sacrificio del cerdo a la usanza típica y la degus-tación de las sabrosas chichas y productos de la matanza.

Todos ellos derrocharon simpatía y no tuvieron inconveniente en firmar autógrafos y hacerse fotos con todos aquellos curiosos que se lo pidieron.