Horror, llegan las vacaciones

En plena operaciĂłn salida de verano, son muchos los que han cogido las maletas. Un anhelado plan que puede ser una tragedia para los animales de la casa si no se piensa en ellos y son abandonados

No sabemos si Pepe ha cogido al bañador o si Luisa se ha olvidado las toallas. Desconocemos si María ha elegido irse con la suegra al monte o si Óscar se ha puesto en forma para “lucir palmito” en Benidorm. Lo que esperamos que no falle es la humanidad y que sus mascotas o bien se hayan ido con ellos de vacaciones o se les haya buscado un plan temporal durante este tiempo.

 

Llevarles, dejarles con familiares o contratar los servicios de una residencia para animales es lo mĂĄs lĂłgico, y lo deseable, pero, por desgracia no siempre es asĂ­. Buen ejemplo de esto son los datos facilitados por el Ayuntamiento.

 

El 42 por ciento de los 146 animales abandonados recogidos en Salamanca durante el pasado aĂąo se concentrĂł en junio, julio, agosto y septiembre. De ellos, el 77 por ciento fueron perros; el 22 por ciento, gatos; y el uno por ciento de otras especies.

 

Para evitar nuevos casos, el Ayuntamiento de Salamanca, a travĂŠs de la ConcejalĂ­a de Medio Ambiente, ha puesto en marcha su tradicional campaĂąa contra el abandono de mascotas en verano.

 

Ya lo dijo hace unas semanas el concejal responsable de Medio Ambiente, Emilio Arroita, es "necesario seguir trabajando" en este tipo de acciones, cuyo objetivo es "que los propietarios de animales de compaùía busquen opciones para disfrutar de las vacaciones junto a su mascota o para dejarla en buenas manos mientras estån de viaje".

 

Para ello, el Ayuntamiento de Salamanca ha distribuido 2.000 publicaciones en las que ofrece al ciudadano consejos generales para viajar con su mascota y recomendaciones a la hora de elegir un lugar adecuado para su custodia.

 

En este material informativo, que estå presente en centros municipales, clínicas veterinarias y tiendas de animales, se recuerda, ademås, que cada día son mås los establecimientos hoteleros que admiten animales de compaùía.

 

En caso de que se opte por no viajar con el animal, el folleto señala la posibilidad de dejar el animal a cargo de alguna persona que se responsabilice de su cuidado o buscar una residencia para animales. En este sentido, concreta algunos de los aspectos que debe fijarse el dueño para elegir el centro “más adecuado”.

 

AdemĂĄs, la campaĂąa, bajo el lema 'LlĂŠvame de vacaciones', se completa con la distribuciĂłn de 300 carteles con una imagen en la que aparece un perro llevando en su mochila a un gato en un paraje de montaĂąa.