Hornazo + Lunes de Aguas, tradición que no pierde fuelle en Salamanca

Miles de salmantinos se 'tiran' a las zonas por excelencia de la capital para disfrutar de una jornada idílica con familiares y amigos.

 

 

TRADICIÓN

 

El Lunes de Aguas se celebra anualmente el lunes siguiente al de Pascua y recuerda cuando el rey Felipe II dictó unas ordenanzas que tenían que ver con la moralidad y con la práctica sexual con prostitutas.

 

El monarca decidió que las rameras debían ser trasladadas durante la Cuaresma fuera de la ciudad. De ahí que, a partir del Miércoles de Ceniza, las prostitutas abandonaban su residencia habitual y viajaban al otro lado del río Tormes.

 

El responsable de este destierro temporal era el religioso conocido como "Padre Putas", que luego las traía de vuelta una semana después del Lunes de Pascua. La ribera del Tormes se llenaba de estudiantes que esperaban el regreso.
 

Así surgió la tradición de que todos los años la gente saliese al campo a celebrar una festividad que ahora ha cambiado de contexto y que se ha convertido en una de las tradiciones más participativas en la ciudad, una tradición familiar.

Los salmantinos han vuelto a salir a los parques y zonas verdes próximas a la ciudad para cumplir un año más con la tradición del Lunes de aguas, una festividad que tiene su origen en el siglo XVI.
 
 
Cada año, una semana después del Lunes de Pascua, se celebra esta fiesta, en la que los salmantinos salen en familia o con amigos a disfrutar en contacto con la naturaleza de la merienda, e incluso en muchos casos también comida.

 

En esta efeméride anual, que en esta ocasión ha estado acompañada por cielos despejados y la ausencia de lluvias, en las mochilas no suele faltar el tradicional hornazo, que es un tipo de empanada que lleva en su interior productos típicos de la matanza y que es originaria de Salamanca.

 

Los salmantinos han llenado, como es habitual cada año, los parques públicos como La Aldehuela o el Parque Fluvial, otras riberas del río a su paso por la ciudad y también las zonas verdes próximas a la capital como Valcuevo.

 

Para el tránsito de un flujo importante de vehículos, tanto la Policía Local como Guardia Civil han puesto en marcha un dispositivo especial con “especial vigilancia” en algunos puntos de salida y entrada de la ciudad, además de refuerzos específicos en el bus urbano.

 

Por ejemplo, en lo que respecto a Guardia Civil, ha prestado atención en carreteras como SA-300 (Salamanca- Ledesma), CL-512 y SA-205 (ambas desde  Salamanca) CL-517 (Carretera de Vitigudino), CL-512 (Ctra. de Vecinos) y CM-546 desde Salamanca hasta Villamayor por el Helmántico.