Honorio Cardoso: "Sin una quita de la deuda pública no se podrán hacer políticas de empleo"

Izquierda Unida postula la cuestión de la deuda como central en su programa para las elecciones europeas.

El coordinador provincial de Izquierda Unida en Salamanca, Domingo Benito, y el candidato de La Izquierda Plural en las elecciones europeas, Honorio Cardoso, para evaluar los datos ofrecidos por la última Encuesta de Población Activa.

 
Domingo Benito se ha referido a la EPA publicada esta mañana: “Ni hay brotes verdes, ni hay recuperación y ni mucho menos va sobre ruedas puesto que suben los datos que deberían bajar y bajan los que deberían subir”. En estos términos se ha referido al crecimiento interanual del número de parados, con especial incidencia en que hay más parados de larga duración, más desempleo juvenil y más familias sin ingresos a la vez que han descendido los ocupados.


Para Izquierda Unida, la situación es "dramática" puesto que a día de hoy "existen menos personas trabajando, más en el paro y muchos más hogares sin ningún tipo de ingresos”. El coordinador provincial ha destacado que “el Gobierno puede hacer la ingeniera numerológica que quiera, pero cuando las cifras son malas ni aunque las vistas de brote verde hay forma de hacerlas buenas. Aunque la EPA se vista de brote verde, EPA del paro y la pobreza se queda”.

 

Frente a las voces del gobierno y del Partido Popular que hablan de buenos datos en relación a la reducción de 2.300 parados en este trimestre, Benito ha indicado que “a este ritmo se tardarán unos 800 años en llegar al pleno empleo” y ha calificado el futuro del país como "muy esperanzador”.


Por su parte, Honorio Cardoso ha explicado que “no hay salida a la situación actual sin una actuación decidida por parte de los Estados a la hora de poner en marcha políticas activas de empleo, algo que no puede hacerse mientras se mantenga el actual nivel de deuda”. 


En este sentido, ha explicado que “en el programa de La Izquierda Plural para estas Elecciones Europeas, la lucha por el empleo ocupa un lugar central”. El conjunto de medidas se articula desde diferentes planes: creación de empleo digno, reforma del sistema tributario, nueva fiscalidad "que no quiere decir más impuestos sino redistribución de la carga retributiva y persecución del fraude" y nuevo modelo productivo basado en la reindustrialización y la apuesta por los programas de I+D+I en Europa. 


Honorio Cardoso ha señalado que “no se podrán poner en marcha ningún tipo de políticas activas de empleo si no se afronta la reducción de la deuda pública de los países”. "La Izquierda Plural apuesta decididamente por una auditoría de la misma, el establecimiento de unas cuotas de quita por los poderes acreedores y la negociación de un plan a largo plazo del pago de la deuda restante", ha indicado Cardoso.


“Esta deuda no se puede pagar y hay que luchar contra el discurso dominante que la sitúa como la prioridad máxima. Este planteamiento conduce a una lógica infernal en la que los ciudadanos nunca nos libramos de la deuda pública pero siempre estaremos pagándola, “nosotros y las generaciones futuras. Por ello hay que seguir el ejemplo histórico que para situaciones como ésta se ha dado desde la Grecia democrática hasta el Irak del post-Hussein pasando por Ecuador, Argentina o la Alemania posterior a la segunda guerra mundial. El discurso del no debemos, no pagamos es el que sitúa en primera línea los derechos de los ciudadanos frente a los privilegios de la banca", ha concluido.