Hollande: "Los asuntos privados se tratan en privado"

Hollande, presidente de Francia

Casi como si rememorara aquel dicho de 'lo que pasa en Las Vegas se queda en las Vegas', el presidente de Francia se niega a esclarecer las especulaciones sobre su vida privada. No aclara si Trierweller sigue siendo la primera dama. 

El presidente de Francia, François Hollande, se ha negado a responder a las especulaciones en torno a su vida privada y, en una esperada comparecencia pública, ha evitado aclarar si Valérie Trierweler sigue siendo primera dama. "Los asuntos privados se tratan en privado", ha zanjado.

 

Hollande ha comparecido ante decenas de periodistas, y respaldado por todo su gabinete, en una rueda de prensa convocada en principio para hablar de avances económicos y sociales pero en la que ha terminado por colarse la actualidad más inmediata en torno a la vida privada del mandatario.

 

La primera de las preguntas de los periodistas ha girado en torno a la supuesta relación del presidente con la actriz Julie Gayet y, en concreto, sobre si Trierweler sigue siendo la primera dama de Francia.

 

"Todos, en nuestra vida personal, podemos atravesar momentos difíciles. Es nuestro caso", ha declarado, en una aparente alusión a sus problemas de pareja, aireados la semana pasada por la revista 'Closer' y que han llevado a Trierweler al hospital con un cuadro de agotamiento.

 

A continuación, ha subrayado que, por "principio", considera que "los asuntos privados se tratan en privado" y ha indicado que no era "ni el momento ni el lugar" de responder a este tipo de dudas. Sí ha prometido, no obstante, aclarar todas las dudas antes de su viaje oficial a Estados Unidos, previsto para el próximo 11 de febrero.

 

Hollande ha alegado, en una segunda respuesta, que en Francia no existe "estatus de primera dama" y que el papel que juega la pareja del presidente "ha variado con el tiempo". En el caso de Trierweler, sí cuenta con agenda oficial y, de hecho, sus actos son difundidos a través de un apartado específico en la web del Elíseo.

 

MEDIDAS LEGALES

 

Hollande ha negado que tenga previsto promover cambios en la legislación para reforzar el derecho a la privacidad, pero sí ha advertido de los tribunales pueden, con la ley actual en la mano, castigar los "abusos" que se produzcan.

 

El presidente, que no ha ocultado su "indignación" por la "violación de la intimidad" en que ha incurrido 'Closer', ha asegurado que "como ciudadano" tiene dereco a emprender medidas legales contra la revista.

 

Otro de los debates que ha generado la supuesta infidelidad de Hollande ha sido si su seguridad se ha visto comprometida en alguna de sus salidas del Elíseo, en sus visitas al apartamento donde supuestamente se encontraba con su amante. "Mi seguridad está garantizada en todo momento, tanto cuando me desplazo oficialmente como a título privado", ha recalcado.

 

AHORRO

 

Al margen de su supuesto 'affaire', Hollande ha destacado que Francia ya comienza a ver "los primeros resultados" de las reformas socialistas, si bien "todavía no ha ganado la batalla del empleo".

 

Para esta "nueva etapa", el presidente ha abogado por "ir más rápido, más lejos, acelerar y profundizar" las medidas mediante un "pacto de responsabilidad" que sume a todos los actores políticos y sociales para impulsar la productividad, facilitar la labor empresarial y fomentar el empleo.

 

"Todas las familias políticas, todos los territorios deben darse por aludidos. Es una colaboración por el empleo y espero que todos asuman sus responsabilidades", ha añadido, para acto seguido advertir de que ninguna "elección" debe impedir este consenso.

 

Hollande aspira a "reducir el gasto público" y, al mismo tiempo, mantener el modelo social y de bienestar francés. El mandatario, que llegó al Elíseo en mayo de 2012, ha cifrado en 15.000 millones de euros los recortes de gasto previstos para este año y en "50.000 millones más" los contemplados para el periodo 2015-2017.

 

MISIONES MILITARES

 

Hollande también ha aprovechado su discurso para defender las intervenciones militares de Francia en Malí y República Centroafricana, por los "valores" que defiende y por su deseo de combatir contra el terrorismo. En República Centroafricana, "Europa va a venir", ha adelantado el presidente galo, que ha dado por seguro que la UE reafirmará el 20 de enero su implicación.

 

En materia social, Hollande se mostrado "intransigente" frente al antisemitismo y el racismo --en plena polémica por los espectáculos del actor Dieudonné-- y ha anunciado la apertura de un debate "sobre el fin de la vida", para que las personas con enfermedades incurables o con sufrimientos "insoportables" puedan morir "con dignidad".