Holanda no halla rival en una inofensiva selección danesa

GANA FÁCIL. Con un tanto de Simon Poulsen en propia puerta y otro de Kuyt en el tramo final. PRIMERA PARTE ANODINA. Los ‘tulipanes’ manejaron el esférico pero apenas tiraron a portería
EFE / Johannesburgo

La superioridad de Holanda ante Dinamarca a lo largo de todo el partido no encontró premio hasta que un autogol del conjunto danés abrió el marcador y encarriló un triunfo indiscutible de los holandeses ante un rival que nunca estuvo cerca de la victoria. Un autogol de Simón Poulsen en la primera jugada del segundo tiempo abrió el marcador y Kuyt aseguró el triunfo local a cinco minutos del final de un partido en el que los merecimientos de Holanda para ganar resultaron incuestionables. La selección holandesa ya llevó el peso del partido a lo largo de todo el primer periodo, aunque sus aproximaciones a la portería danesa fueron muy pocas. Cuando el partido llegó a su ecuador, los holandeses habían hecho más méritos que su rival en el juego, pero los disparos lejanos de Van der Vaart o Sneijder habían sido su único bagaje ofensivo. Todo el sosiego y control de Dinamarca en el primer tiempo se fueron por la borda en la jugada inicial del segundo. Van Persie centró desde la izquierda y un cabezazo del defensor danés Poulsen contra su propia portería, que rozó en su compañero Agger, puso el 1-0 en una jugada desafortunada. La entrada de Elia les dio más mordiente a los holandeses.