Hidalgo: “Ni soy juez, ni AFE ni nada… solo un hombre de buena fe que quiere lo mejor para Salamanca”

El empresario salmantino, Juan José Hidalgo (Foto: Chema Díez)

El empresario salmantino se mantiene a la espera de la decisión judicial y destaca que poco a poco se “pierde la ilusión” pero hay tiempo para hacer “un equipo competitivo”.

Varias semanas después, continúa la tensa espera del mundo del fútbol en la categoría der bronce para conocer la formación de los grupos y si el Salamanca Athletic Club forma parte de este elenco de 80 equipos que competirán a partir del 25 de agosto.

 

Uno de los más interesados y parte activa para que esto salga adelante es el empresario salmantino Juan José Hidalgo, quien desea que su proyecto vea la luz cuanto antes. “Yo ni soy juez, ni forma parte de la AFE ni nada… solo soy un hombre de buena fe que quiere lo mejor para Salamanca y eso incluye que haya fútbol muchos años”, indicó.

 

Hidalgo también quiso hacer hincapié en que este retraso puede crear problemas de cara al futuro y también se mostró extrañado por esta tardanza. “No sé qué es lo que está pasando ni por qué hay tanto retraso. Si aparece la virgen bien, y si no lo hace pues habrá que dejar las cosas como están”, añadió.

 

El empresario salmantino dejó claro que también ha perdido un poco la ilusión “porque con el paso del tiempo ves que cada vez queda menos y es cierto que se pierde la pasión inicial de acuerdo con el proyecto que tenía en mente de antemano, pero voy a seguir”, dijo.

 

A este respecto, Juan José Hidalgo concluyó que si la semana que viene “hay ya una resolución firme aún queda tiempo para hacer un equipo competitivo y que ofrezca garantías para hacer algo importante pero se debe tomar una decisión ya”.

 

LOS PRÓXIMOS DÍAS, CLAVES

 

Por ello, todo hace indicar que en el transcurso de las próximas jornadas, la decisión de la juez será firme y la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) tomará una determinación a la hora de aceptar o no al equipo de Hidalgo en segunda B para que pueda competir en la categoría de bronce del fútbol español.

 

No en vano son muchas semanas de espera, quizá demasiadas para una situación que tiene en vilo a todos los equipos de la geografía española que militan en Segunda B.

Noticias relacionadas