Herrera traslada al rey Felipe las prioridades de futuro de la Comunidad

El rey Felipe junto a Juan Vicente Herrera

Entre las prioridades que se marca el Gobierno autonómico están la mejora de la calidad política, generar empleo de calidad, así como garantizar los servicios públicos y la cohesión social.

Entre las prioridades que se marca el Gobierno autonómico ante la nueva Legislatura están la mejora de la calidad política, consolidar la recuperación y lograr un crecimiento estable que genere empleo de calidad, garantizar los grandes servicios públicos y la cohesión social, así como fortalecer el proyecto de Castilla y León como Comunidad profundizando en su desarrollo institucional y cohesión territorial.

 

Según ha trasladado el presidente de la Junta al Rey Felipe VI, estos objetivos se desarrollarán a través de un instrumento esencial en Castilla y León como es el diálogo y el acuerdo, una práctica arraigada en la Comunidad tanto en el ámbito institucional, social y político. Un primer ejemplo de esta voluntad es el reciente acuerdo suscrito entre la Junta de Castilla y León y los grupos parlamentarios Popular, Socialista, Podemos y Ciudadanos de las Cortes de Castilla y León para alcanzar una postura de Comunidad en relación con la reforma del Estatuto, la ordenación del territorio, la financiación autonómica y la reindustrialización.

 

Estos avances y progresos de la Comunidad de Castilla y León se hacen desde el ejercicio de lo que el presidente Herrera considera como autonomismo útil en el marco de la Constitución de 1978, en el que se apuesta por seguir mejorando el Estado autonómico, fórmula de descentralización política perfectamente comparable a las de las más avanzadas naciones democráticas.