Herrera: "Quienes construyeron el centro derecha no pueden estar en procesos de fractura"

Pide establecer una racional limitación de mandatos y aboga por avanzar en reformas con el ciudadano como protagonista. 

El presidente del Partido Popular en Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha parafraseado este viernes al actual europarlamentario Jaime Mayor Oreja para recordar a sus compañeros de partido que quienes construyeron el centro derecha desde el año 1982 no pueden estar hoy en procesos de fractura.

 

Este es el principal mensaje en clave interna que ha lanzado Herrera en su intervención en la inauguración de la Convención  Nacional del PP que comienza en Valladolid y en la que ha aprovechado la ocasión para apelar a la responsabilidad de los responsables y militantes del Partido Popular para mantener unido al partido, además de "fuerte, renovado, activo y en apoyo" del presidente, Mariano Rajoy, y del Gobierno de España.

 

"Es una lástima que los ruidos de esta semana hayan ocultado un poco la importante declaración que ha hecho un querido y respetado compañero, Jaime Mayor", ha precisado Herrera, en referencia a ese llamamiento a evitar procesos de fractura en el seno del PP y en defensa de un "gran proyecto" que se ha sabido cohesionar, modernizar y articular como la opción democrática del centro derecha en España "hasta convertirla en la principal fuerza política de la nación".

 

Según ha reconocido, sería una "extravagancia" afirmar que el PP es como un cuento de pastores, mastines y ovejas, "sobre todo si quien lo dice ahora ha sido pastor en este partido durante los últimos 30 años", ha añadido.

 

Herrera ha reivindicado al PP como un partido "honesto" y "lleno de personas honestas" y esforzadas sin ocultar "algunos bochornosos casos de corrupción público o privada" y de "enriquecimiento escandaloso" que, unido a los efectos de la "grave y larga crisis", hacen una "mezcla casi explosiva" que llevan al descrédito de la política, de los políticos y de las instituciones.

 

INVITA A REACCIONAR ANTE EL DESCRÉDITO

 

En este sentido, ha invitado a sus compañeros de partido a "reaccionar" convencido de que hay que dignificar la actividad política en unos momentos en los que los ciudadanos señalan a los representantes públicos como uno de los principales problemas. "Los problemas de la democracia se solucionan con más democracia y no a través de alternativas a esta", ha defendido el presidente autonómico, quien ha rechazado además cualquier forma de coacción o de violencia.

 

Ser más transparentes, más modernos, más cercanos y más abiertos, son otros de los principios reivindicados por Herrera a sus compañeros de partido a los que ha pedido también ilusión y coraje sin miedo al desgaste personal. "La conciencia y la prudencia deben ayudarnos a decidir en cada momento dónde y hasta cuándo podemos ser útiles", ha advertido el presidente regional del PP que aún no ha deshojado la margarita respecto a si volverá a concurrir a las próximas elecciones autonómicas.

 

Herrera ha rechazado a este respecto convertir el servicio público en una mera profesión o en un medio de vida "y menos aún en una forma de enriquecerse" por lo que ha abogado por el establecimiento de una "racional limitación de mandatos", a lo que ha sumado la necesidad de reforzar todos los elementos de control y de transparencia, unos asuntos que ha demandado para futuros congresos del PP.

 

En su opinión, de esa crisis de confianza y de crédito en la política sólo se va a salir con reformas valientes que mejoren a los políticos en el sentido que está exigiendo la sociedad, como poner en marcha medidas que hagan del ciudadano un protagonista más real de la política y de los partidos y que favorezca "la participación de los mejores".