Herrera promete no crear nuevos impuestos y eliminar el céntimo sanitario

Herrera en su discurso de investidura. A. MINGUEZA

Juan Vicente Herrera ha anunciado además que se aprobará una nueva rebaja de la tarifa autonómica del IRPF que ajustará los tramos más bajos a los de la tarifa estatal.

El candidato a la reelección de la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, se ha comprometido este jueves un su discurso de investidura a no crear nuevos impuestos durante la legislatura y a la eliminación "total" del denominado 'céntimo sanitario' fijado ahora en 1,6 céntimos por litro de carburante.

  

Herrera ha asegurado ante el Hemiciclo que el Gobierno que el dirigirá no implantará durante la legislatura "ningún impuesto propio nuevo que pueda afectar a familias, pymes o autónomos", al tiempo que ha anunciado la elaboración antes de que concluya 2016 de una estrategia contra el fraude fiscal y de mayor control en la concesión de subvenciones.

    

El presidente en funciones ha garantizado que se suprimirá la totalidad del recargo autonómico en el Impuesto sobre Hidrocarburos, un gravamen que se paga en Castilla y León desde 2012 y que se fijó en 4,6 céntimos por litro de carburante para, posteriormente, rebajarlo en 2015 a 1,6 céntimos.

  

Juan Vicente Herrera ha anunciado además que se aprobará una nueva rebaja de la tarifa autonómica del IRPF que ajustará los tramos más bajos a los de la tarifa estatal con el fin de que "el impuesto siga ganando en progresividad.

  

En cuanto a nuevos beneficios fiscales, el candidato a la reelección ha asegurado que se destinarán a favorecer el emprendimiento y la creación de empresas.

  

Además, ha reseñado que, en la medida que lo permita el aumento de ingresos públicos derivado del crecimiento, se reducirá el Impuesto de Sucesiones y Donaciones entre padres e hijos y cónyuges con una elevación de los máximos exentos y el mantenimiento, en todo caso, de la bonificación del 99 por ciento para la transmisión de empresas familiares y agrarias.

  

En su discurso de investidura, Herrera ha asegurado que uno de sus objetivos es mantener el "fortalecimiento" de la demanda interna con el fin de generar  un contexto propicio para el "ahorro, la inversión y la creación de nuevos puestos de trabajo".

  

De este modo, el presidente en funciones ha recordad que en 2015 ya se ha producido una rebaja de la tarifa autonómica del IRPF que "beneficia" a "todos" los contribuyentes y "en especial" a las rentas bajas y medias, además de la reducción de la tarifa autonómica del impuesto de hidrocarburos y el "mantenimiento" de beneficios fiscales para familias, jóvenes, emprendedores y discapacitados.

  

"Todo ello sin perjuicio de seguir defendiendo unas bases de armonización fiscal en España, que eliminen o compensen los efectos de la competencia tributaria entre Comunidades", ha concluido.