Herrera mejorará el servicio de comedor escolar del que se siente "extraordinariamente orgulloso"

Juan Vicente Herrera

El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, se ha comprometido a mejorar el servicio de comedor escolar que se presta en los centros públicos de la Comunidad y del que se siente, ha añadido, "extraordinariamente orgulloso" ya que tiene una valoración de los usuarios de 7.

"La salud de los alumnos es lo primero", ha aseverado el presidente de la Junta, quien ha insistido en que este servicio, que se presta en 502 centros y que atiende a 42.000 alumnos, "funciona".


De este modo ha respondido el presidente de la Junta al portavoz del Grupo Parlamentario Podemos, Pablo Fernández, que ha acusado a Herrera de echar balones fuera en el asunto de los comedores escolares y de no haber medido de la misma manera los casos de larvas de gorgojos servidos en comedores escolares de León y de Segovia y el de la tuerca servida en un plato en un pueblo de Segovia en lo que ha considerado, además, un síntoma de la devaluación de la política de externalización de la Junta.

Herrera ha sido tajante al recomendar al portavoz de Podemos que "baje y pise" la realidad ya que el modelo de comedores escolares se sigue en todas las comunidades autónomas al mismo tiempo que ha defendido que la Junta no ha sido "precisamente complaciente" con la empresa Serunión a la que ha impuesto sanciones por 60.000 euros por el episodio de los gorgojos, a lo que se ha sumado un expediente de resolución del contrato del lote de Segovia que ha sido remitido ya al Consejo Consultivo cuyo informe es preceptivo.

Pablo Fernández ha advertido a Herrera de que la salud de los niños no es un hecho trivial ni una cuestión baladí por lo que ha apostado por volver a reabrir las cocinas de los colegios públicos en las que se sirvan productos de calidad y de proximidad unido todo ello a una "verdadera transparencia" por parte de la Administración.

"Las personas son lo primero", ha insistido Fernández, para quien la actuación de la Junta es la de bendecir a las empresas "sin pudor y con aquiescencia".