Herrera escenifica en Bruselas su negativa a aceptar los recortes de Rajoy

Juan Vicente Herrera, durante su intervención en Bruselas. Foto: JCyL

El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, dice que se ha llegado "al límite de lo que se puede tocar" y advierte que recortar más sería como que "nos obligaran a devovler" las competencias de la comunidad.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha reclamado este miércoles al Gobierno de Mariano Rajoy que haga valer ante la Comisión Europea "la realidad" de las Comunidades Autónomas que han llegado "al límite" en recortes posibles en educación, sanidad, servicios sociales y dependencia y logre "margen" para cumplir el objetivo de déficit.

 

"Las Comunidades Autónomas, en la sanidad, en la educación, en los servicios sociales y en la dependencia hemos llegado al límite de lo que se puede tocar. Lo demás (...) sería tocar hueso y eso no lo vamos a tolerar, no lo vamos a consentir", ha avisado Herrera en declaraciones a la prensa en Bruselas para participar en una reunión en el Comité de las Regiones. "Eso sería tanto como que nos obligaran a devolver a la gestión del Estado unas competencias que son las razón de ser de las Comunidades Autónomas", ha justificado.

 

Herrera ha instado al Gobierno central a "hacer valer también en Bruselas la realidad de las Comunidades Autónomas", que tienen "recursos manifiestamente insuficientes" para "hacer frente a políticas muy estructurales" como son la educación, sanidad, servicios sociales y dependencia y necesitan un reparto "mucho más proporcional" en el refuerzo de la reducción del déficit entre las diferentes administraciones.

 

Este hecho, ha insistido, "tiene que ser valorado" y ha criticado que se haya "endosado o imputado" a las Comunidades Autónomas "demasiado precipitada y alegremente" el desvío de España en ocho décimas del objetivo de déficit comprometido con la Unión Europea. El presidente de la Junta de Castilla y León ha recordado que la comunidad viene votando en contra "de la distribución interna del esfuerzo del déficit que año tras año se le viene pidiendo al conjunto de España" en el Consejo de Política Fiscal y Financiera "en los últimos años".

 

 

REPARTO MÁS PROPORCIONAL Y MÁS MARGEN

 

"Si las Comunidades Autónomas gestionamos entre el 33 y el 35 por ciento del gasto público total de España, que además es un gasto en lo social muy estructural, muy poco flexible, sometido ya hasta donde se ha podido a ajustes y los recortes del momento económico, no se nos puede asignar, como se nos asignó en el año 2015, tan solo el 16 por ciento de todo el déficit ofrecido o asignado al Reino de España", ha remachado, insistiendo en la necesidad de "un reparto mucho más proporcional" entre administraciones.

 

"No podemos quejarnos que Bruselas señale a las Comunidades Autónomas cuando el propio Ministerio de Hacienda se empeña en señalar a las Comunidades Autónomas", ha criticado, recordando que las autonomías han tenido que renunciar a la reforma del modelo de financiación autonómica para "atender" otras "prioridades" en "estos años de crisis".

 

Con todo, Herrera ha dejado claro que no quiere hacer de esta cuestión "un motivo de enfrentamiento con el Gobierno de la nación" y ha defendido su "defensa inteligente y responsable del esfuerzo que ha venido realizando el conjunto de la sociedad española en los últimos años" para reducir el déficit, que se ha reducido "a la mitad" desde el 2011 y las comunidades han hecho "un enorme esfuerzo en estos cuatro años".

 

"Necesitamos un poquito más de margen, pero no solamente el gobierno en la gestión de sus competencias sino también las autonomías", ha zanjado, preguntado por la posibilidad de que la Comisión Europea dé un año más a España para cumplir el objetivo de déficit. "Me gustaría que eso se confirmara", ha incidido sobre la prórroga, tras recordar que los ministros de Economía y Hacienda se mostraron ayer "muy esperanzados" al respecto.

 

También ha subrayado la importancia de mantener la senda actual, "que no hay que truncar". "Dios quiera que haya pronto un Gobierno estable en España, que permita continuar esa senda un crecimiento económico que nos sitúa a la cabeza del conjunto de las naciones de la Unión Europea en crecimiento y en creación de empleo", ha concluido.

Noticias relacionadas