Herrera creará una oficina de apoyo a jóvenes agricultores y ganaderos

Objetivo. Facilitará su incorporación al sector
ICAL
El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, anunció ayer la creación en un “futuro inmediato” de una oficina de apoyo al joven emprendedor agroganadero que facilite su incorporación al sector y permita “dirigir todos los apoyos” a las necesidades de una persona “que decide hacer de la agricultura y ganadería no solamente un medio de vida, sino también una forma de vida”.

Herrera dio a conocer este nuevo órgano en la Convención de Jóvenes Agricultores, convocada por Asaja, en el Centro Cultural Miguel Delibes de Valladolid, donde remarcó que esta iniciativa, que definió como “administración agraria”, será “mucho más sencilla, más simple, más digital y más telemática y articulará todos los instrumentos necesarios”.

De esta forma, el jefe del Ejecutivo recogió el guante lanzado por el presidente regional de Asaja, Donaciano Dujo, quien el lunes, en la presentación de este foro, reclamó la creación de lo que él llamó un observatorio para el joven emprendedor agrario, y que ayer Herrera se comprometió a poner en marcha próximamente.

Ante un foro con alrededor de 1.300 jóvenes convocados por la organización profesional agraria y llegados desde las nueve provincias de Castilla y León, el presidente de la Junta se basó en el título de la jornada y recordó que hablar del joven agricultor y ganadero “es hacerlo del joven empresario”, que a su vez, en cualquier economía, “es clave de competitividad”.

Al respecto, advirtió de que el futuro del sector depende de que se escriba sobre las bases de la propia competitividad, formación inicial permanente, apuesta por la innovación, mejora de explotaciones, por el fortalecimiento de sus propias estructuras asociativas y cooperativas, recuperar peso en la cadena de valor frente a transformadores y distribuidores y por la incorporación decidida de la mujer en el medio rural, que es un “factor sociológico fundamental en la región”.

En todo caso y echando la mirada atrás, el jefe del Ejecutivo consideró que hay datos que confirman que “algo está ocurriendo”, ya que en los últimos cuatro años se han incorporado 5.500 jóvenes en la Comunidad a alguna actividad económica vinculada con la agricultura y ganadería, directos e indirectos, que son “alternativas y complementarias que en ningún caso suponen la eliminación del sector primario”. De ellos, casi 2.000 llegaron a la agricultura y ganadería, si bien la mayor parte ocurrió a través de relevo generacional y traspaso de explotaciones de padres a hijos.

Es por ello que Herrera resaltó la importancia del sector agroindustrial, en el que también trabajan “muchos jóvenes”, y enlazó con el “éxito” de la marca Tierra de Sabor. “Los agricultores y ganaderos deben considerarlo como propio porque es un éxito desde el punto de vista de la imagen de una Comunidad que apuesta por la calidad, la actividad industrial y la transformación y distribución”, espetó el jefe del Ejecutivo autonómico, que añadió que esa relevancia también está presente en las cooperativas y los artesanos, pero el último agricultor y ganadero “tiene que llegar a palpar la importancia de esta iniciativa de comercialización, fortaleciendo también el tejido asociativo, que debe dar mucha fuerza en la negociación de las mesas intersectoriales”.

El acto sirvió también para que Herrera realzara la “importancia” de lo que hacen los agricultores y ganaderos en el campo de la Comunidad, “especialmente cuando son jóvenes. Por ello, transmitió en su discurso mensajes positivos sobre la agricultura, sector del que dijo que no es “obsoleto, ni al que hay que hacer el acompañamiento para su decadencia”, sino que enfatizó que es un sector económico “importante” y animó a los profesionales agrarios, “en un momento complicado”.