Herrera apoya a los trabajadores de Nutrexpa para conseguir las "máximas recolocaciones"

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha trasladado a los trabajadores de la planta palentina de Nutrexpa su apoyo para que consigan las "máximas recolocaciones y compensaciones" ante el anuncio de cierre.

Tras el encuentro con el que Herrera ha dado cumplimiento al compromiso adquirido con los trabajadores en Palencia, Clemente ha insistido en que el Gobierno regional se siente "muy decepcionado y disgustado"  por la "deslealtad" manifestada por parte de la empresa por no comunicar su intención de cierre al Ejecutivo a pesar de que, como ha reconocido, esta fábrica ha recibido dos subvenciones públicas.

 

En concreto, como ha detallado Clemente, las ayudas ascendieron a 1,7 millones de euros para acometer inversiones por un total de ocho millones de euros y ambas llevaban consigo el compromiso de mantenimiento de la actividad en la factoría palentina, una cláusula que tenía una vigencia de cinco años y que expiró en 2011 y 2013 respectivamente.

 

Precisamente, a juicio de la consejera de Agricultura, estos apoyos deberían haber llevado a Nutrexpa a cumplir al menos con el "compromiso básico" de informar sobre el cierre, algo que sí que ha ocurrido con otras industrias como Hibramer, Panrico o Elgorriaga, lo que ha posibilitado a la Junta a intervenir para buscar alternativas a estos procesos.

 

"Nos sentimos muy defraudados  por una empresa que se dedica a productos muy queridos como el Cola-Cao, se trata de marcas entrañables", ha señalado, tras lo que ha lamentado un comportamiento "tan desleal".

 

De este modo, ha avanzado el compromiso de la Junta con los trabajadores de garantizar el cumplimiento de todos los puntos legales del Expediente de Regulación de Empleo, así como  la garantía de que desde el Ejecutivo se exigirá el máximo cumplimiento de la negociación y las recolocaciones.

 

En cuanto a la posibilidad de que haya existido una quiebra deliberada Clemente ha abogado por no anticiparse, aunque ha señalado que en ese caso intervendrían los tribunales.

 

"Nos hemos dirigido a la empresa, nos sentimos engañados", ha concluido la consejera, quien ha considerado que en este caso la empresa ha mostrado tener "objetivos espurios" con su intervención en la que se "ha ocultado información".

 

Por su parte, el presidente del Comité de Empresa de la fábrica de Palencia, Jaime Serrano, ha agradecido que la Junta se haya comprometido a "mirar con lupa" el proceso y ha detallado que la empresa por el momento ha ofrecido recolocaciones para 30 de los 67 empleados, 10 en Reinosa (Cantabria) y 20 en Villarejo (Madrid).

Noticias relacionadas