Herrera anuncia la concesión de créditos con devolución para el sector agroalimentario

El presidente de la Junta incide en seguir apostando por la competitividad, la calidad, la promoción y comercialización de los productos agroalimentarios
chema díez
El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Hererra, visitó ayer la localidad salmantina de Guijuelo donde anunció nuevas medidas de apoyo a todo el sector agroalimentario en general y al cárnico en particular, a cargo de la Administración regional.

Estas líneas de ayuda se otorgan para ayudar a un sector en crisis “como el porcino, que vivió años muy buenos pero que en la actualidad, tanto la cabaña ganadera como la producción industrial han caído de modo considerable”.

Por ello, Herrera anunció medidas para el sector agroalimentario que comenzarán ya este mes de junio, relativas a la atención de las necesidades que requieren los profesionales. “A partir del año 2009 hemos observado una dificultad de los empresarios para la financiación privada, y no la hay ni para las inversiones públicas ni para el día a día, para el capital circulante”.

Por ello, la Junta establece las bases de apoyo al sector agroalimentario que se centran en la línea clásica de sustento a las industrias productivas que generen competitividad, “con un límite cuantitativo de hasta 125 millones de euros por parte de la Junta para inversiones productivas”.

Asimismo, Herrera estableció una segunda línea, que corresponde “a los 44 grupos locales de la región de acuerdo con los mecanismos de los programas de desarrollo rural y que contará para pequeños proyectos del sector con 25.000 euros con un total de 3,2 millones de euros procedentes de las arcas de la Administración regional”.

Línea novedosa de créditos
Por último, la tercera línea y principal es una novedad, pero va en la base de futuro “porque debemos hacer una transición lógica de ajuste de nuestros instrumentos y llevar a los empresarios de la financiación a fondo perdido a una fórmula de financiación reembolsable y que facilite la financiación, que ha de devolverse”.

Por ello, explicó, la Junta está culminando un convenio con entidades financieras para ofrecer al sector una cantidad de hasta 40 millones de euros en esta primera edición que permite ofrecer al sector préstamos ventajosos de capital circulante debido a las actuales condiciones de mercado para dar salida al stock de producción actual. No obstante, el presidente de la Junta abogó por el optimismo y confió plenamente en que el esfuerzo “dará sus resultados seguro y todo volverá a la normalidad”.

Calidad y promoción
Además, y como medida para abandonar la crisis, Herrera abogó por seguir apostando “por la calidad de los productos y aludió a la DO Guijuelo como ejemplo. También por la innovación, aspectos tecnológicos fundamentales para el sector”, e hizo referencia a la feria tecnochacinera de Guijuelo.

Y por último, resaltar “la comercialización que se está haciendo a través de Tierra de Sabor para dar salida a la producción agroalimentaria y debemos seguir reforzándolo”. Y cómo no, es fundamental la financiación.
“En España hoy, uno de los problemas principales es éste y no vamos a poder sustituir la función del sistema financiero, uno de los grandes fracasos del Gobierno actual porque ha provocado una expulsión del sector privado de la financiación, así como los procesos de reordenación de las entidades que no pueden estar mirándose el ombligo y deben establecer cuanto antes el orden normal”, porque las medidas de la Junta tienen un carácter transitorio.

Por último, el presidente de la Junta apuntó que se desplazó hasta Guijuelo “para mostrar el apoyo al sector, porque en Guijuelo y en la región hay una industria mayor de lo que se sacrifica.

Además, no tengo ninguna duda de que los mercados van a seguir apostando por el ibérico transformados con calidad y vengo a compartir con los empresarios la necesidad de seguir apostando por los factores que nos han hecho fuertes y de competitividad”.

Durante toda la mañana de ayer, el presidente Herrera comunicó estas medidas a empresarios del sector, para visitar más tarde las nuevas instalaciones de la empresa Calderón y Ramos, y por último inauguró la XV Feria Tecnochacinera de Guijuelo.