Herrera anuncia 65 millones para los créditos agroalimentarios

Valoración. El presidente de la Junta destaca que la Comunidad cuenta con 2.330 explotaciones de ganado porcino ibérico, que representan un 17,4 por ciento del total del sector, de vital importancia
chema díez
El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, destacó ayer el crecimiento que experimentará en 2011 la línea de incentivos reembolsables para empresas agroalimentarias, tanto para capital circulante como para inversiones, que pasará de 40 millones de euros este ejercicio a 65 millones el año que viene, con un aumento del 62,5 por ciento.

Además de facilitar la liquidez a las empresas, Herrera manifestó que con esta medida se potenciará también el consumo de la materia prima de la región, ya que en los criterios para la concesión de estos préstamos a sociedades, se ha establecido esa premisa.

Herrera, que visitó en Salamanca los municipios de Fuenterroble y Guijuelo, afirmó que llevarán a cabo esta medida para facilitar el acceso a la financiación que, en su opinión, se ha visto muy afectada por la crisis económica y ante los buenos resultados obtenidos en la pasada convocatoria. En concreto, detalló que se superaron todas las previsiones, así como informó que en las solicitudes presentadas existe un equilibrio entre las planteadas para capital circulante, es decir, para asumir el gasto del día a día de las empresas, y las que solicitaron capital para inversión productiva.

La iniciativa de la Consejería de Agricultura y Ganadería consistió en poner a disposición del sector agroalimentario una línea de crédito especial por importe de 40 millones de euros. La convocatoria ofreció préstamos para capital circulante hasta 600.000 euros, con un importe mínimo de 50.000 euros; préstamos para inversiones hasta dos millones de euros, con un mínimo de 200.000 euros, o préstamos para inversiones y para capital circulante hasta dos millones de euros, de los cuales un máximo de 600.000 euros se podrían destinar a capital circulante. En este último caso el importe mínimo será de 200.000 euros para inversiones y 50.000 euros para circulante.

Asimismo, añadió que tenían preferencia para acceder a estos préstamos las medianas empresas de la industria agroalimentaria situadas en municipios de menos de 25.000 habitantes, las actividades que se dedicaran a producción propia, no a la prestación de servicios, las que tuvieran contratos homologados con agricultores y ganaderos y las que estuvieran adheridas a la marca de garantía Tierra de Sabor.

Fortalecimiento del sector
El presidente de la Junta de Castilla y León visitó las nuevas instalaciones de Maguisa, Matadero de Guijuelo, que constituye el “principal centro español” dedicado al sacrificio de cerdo ibérico”. Además, el presidente inauguró las nuevas instalaciones de la empresa Beher, fundada en los años 30 del pasado siglo XX y considerada una de las “principales empresas españolas del sector”.

Por último, el jefe del Ejecutivo de la región concluyó que en la región existen 2.330 explotaciones de ganado porcino ibérico, que albergan un total de 655.834 animales, lo que representa el 17,4 por ciento del total del sector porcino. La provincia de Salamanca es la provincia con mayor número de explotaciones, el 91 por ciento del total regional, y más número de animales, con el 71 por ciento del total de porcinos ibéricos. La importancia del sector ibérico dentro de la industria transformadora, añadió, tiene “un buen exponente” en la Denominación de Origen Guijuelo.