Heras recupera su trono tras una caída que hizo peligrar el triunfo

DIFICULTADES. En las dos últimas etapas el bejarano dio más emoción a la prueba después de sufrir un pinchazo e irse al suelo. REPITE. Tras su triunfo en 2008, el campeón bejarano vuelve a ser el más fuerte
Isabel de la Calle

Roberto Heras ha vuelto a inscribir su nombre en lo más alto de una carrera. En esta ocasión, además, ha sido el primero en repetir triunfo en la carrera de mountain bike más dura del mundo, el rally Dakar de la bicicleta: la Nissan Titan Desert.

El ciclista bejarano, sin embargo, no lo ha tenido fácil en ésta su segunda participación en la carrera por el desierto de Marruecos. Si bien el campeón charro marcó diferencias en la montaña, en las dos últimas etapas de la carrera ha sufrido y mucho.

El jueves, de hecho, tuvo un pinchazo que a punto estuvo de dejarle fuera de carrera y ayer, en la última etapa, sufrió una importante caída cuando bajaba a tope a falta de 15 kilómetros para la meta. “Íbamos al límite y me he caído en un descenso”, explicaba el salmantino luego. Siendo el líder de la carrera, Heras se levantó enseguida para reanudar la marcha a pesar del dolor.

En la etapa de ayer, de nuevo han sido Marc Trayter, Milton Ramos, Ondrej Fojtik y Roberto Heras los más fuertes. Los cuatro han hecho casi toda la etapa por delante y se han jugado la victoria al sprint. El checo parecía el más peligroso, pero Trayter y Ramos han hecho labor de equipo y han pasado juntos la línea de meta.