Helmántico, he aquí la UDS

DEBUT. El Salamanca se estrena en casa ante el Córdoba en un partido que se presume complicado pero ante el que el equipo de Cano llega con máxima ilusión por agradar y, sobre todo, por sumar tres puntos
D.G.

Setenta y un días, con sus setenta y una noches, han pasado desde que centenares de gargantas unionistas celebraran una permanencia en Segunda que se vivió casi como un ascenso. La Ciudad Deportiva del Villarreal se convirtió en un Helmántico de pega que vibró con el equipo de D’Alessandro. Él ya no está. Ni Linares, ni Jurado, ni Gañán, ni Salva, ni Hugo. Son pasado, agradecido, pero pasado. El hoy se llama Óscar Cano y se apellida Moratón, Sarmiento, Marcos Márquez o Galindo.

Ese hoy empieza esta tarde, a las 19 horas, contra un rival complicado como el Córdoba. De inicio, objetivos a largo plazo distintos pero a corto plazo, similares. Empezar con triunfo siempre origina un subidón que puede durar poco más de siete días. Pero ahí queda. Y el Salamanca quiere vivirlo.

Llega el equipo de Óscar Cano después de una pretemporada en la que ha habido de todo y con varios jugadores que han estado tocados durante esta última semana. Toti ya se sabe que no estará hasta dentro de unas semanas. Mario Rosas tampoco podrá volver hoy al Helmántico porque sigue con ese plan para fortalecer el tobillo. Y luego están las dudas, que son las de Arbilla y Marcos Márquez. El primero entrenó ayer con normalidad y podría llegar; el sevillano, con molestias en el recto, no quiere perdérselo. Son dos de las caras nuevas a las que hoy conocerá de verdad el Helmántico. Otros, comoMoratón, Miguel, Yuste o Sarmiento, también apuntan al once inicial, mientras que el resto de incorporaciones esperarán su ocasión en el banquillo o en la grada.

El técnico mostrará en su primera aparición oficial en casa un esquema claro, 1-4-3-3. Una apuesta atrevida para la categoría, pero a la vez atractiva. El Helmántico espera ansioso esa dosis de fútbol que acabe con el mono.