Héctor da el susto en una semana en la que se están pagando esfuerzos

SE RETIRÓ. Al notar tirante el abductor de la pierna izquierda y por la tarde se limitó a trabajar en el gimnasio.
TERESA SÁNCHEZ
La semana está siendo complicada para el Salamanca cuyos jugadores parecen pagar el esfuerzo realizado la semana pasada en la que tuvieron que disputar tres encuentros en apenas siete días y, los tres, a máxima intensidad porque su situación no admitía otra cosa. A las lesiones musculares de Goiko y Quique Martín se sumó la sobrecarga que sufrió Brian Sarmiento el martes, y que hizo temer lo peor, y ayer fue Héctor Yuste el que dio el susto.

El mediocentro se retiró a mitad del entrenamiento matutino llevándose la mano a la zona del abductor de su pierna izquierda. Primero habló con el preparador físico Julio Ortega y después enfiló hacia el banquillo para sentarse junto a Goiko. La sensación era de sobrecarga y el jugador, que también charló con Pepe Murcia, prefirió no forzar. Después, en la sesión vespertina, tampoco saltó al césped aunque sí realizó trabajo en el gimnasio y se espera que, sin forzar, pueda ir trabajando para llegar a punto para el domingo.

También se mostraba más optimista sobre sus opciones Brian Sarmiento que por la mañana se limitó a pisar el césped mientras sus compañeros entrenaban y a dar un par de vueltas al campo andando para, posteriormente, en la sesión vespertina realizar unos minuto de trote. Por las mañanas también sintió algunas molestias Moratón, aunque en su caso prácticamente finalizó la sesión y también entrenó sin problemas por la tarde. Lo cierto es que la intensidad que hace poner Murcia a sus hombres en cada entrenamiento unida al enorme esfuerzo que muchos de ellos tuvieron que realizar en los duelos ante Alcorcón, Villarreal y Granada han tenido su pequeño peaje, aunque con los resultados obtenidos, se da por bueno.