“He abierto dos negocios en tiempos de crisis, y creo que he acertado de pleno”

Benjamín Crespo, Ignacio Mulas y Juan Antonio Martín Mesonero, en la Cámara de Comercio de Salamanca. (Foto: T.G.)

Ignacio Mulas recibe el Premio al Comercio Salmantino con “alegría, emoción y orgullo”.

La Cámara de Comercio de Salamanca ha otorgado el Premio al Comercio 2014 a Ignacio Mulas, responsable de la empresa salmantina Cárnicas Mulas y representante de la quinta generación que se hace cargo del negocio (ya van por la sexta).

 

El galardonado, que recibirá el premio en la Gala del Comercio Salmantino el viernes, 7 de febrero, ha reaccionado con “alegría, satisfacción y orgullo” al saber reconocido su trabajo por parte de la institución cameral. Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio, Juan Antonio Martín Mesonero, ha explicado los méritos de Ignacio Mulas para ser galardonado: “Se trata de una empresa doblemente centenaria, que ha seguido apostando por el empleo y por el crecimiento en época de crisis.” Además, ha destacado los beneficios que supone para Salamanca.

 

Precisamente, Ignacio Mulas se ha referido a la “profesionalidad” como la receta para crecer en tiempos difíciles, y ha asegurado que la decisión de abrir dos negocios en plena crisis ha sido un acierto.

 

“Apostar por el control de la materia prima supuso la guinda”, ha declarado Ignacio Mulas, en referencia a la decisión de su empresa de dedicarse a la cría de ganado vacuno, porcino y ovino con el que surtir a los puntos de venta. Una venta que cada vez se está haciendo más internacional, gracias a la valentía de esa sexta generación que toma el relevo de Cárnicas Mulas y que, gracias a Internet, se está expandiendo hacia Europa después de conquistar el territorio nacional.

 

“Los cerdos son animales que transmiten lo que comen”

Cuestionado acerca de la nueva “norma del ibérico”, Ignacio Mulas ha reconocido los beneficios de una regulación rigurosa, al tiempo que considera que los cerdos “transmiten lo que comen”, de forma que un cerdo de bellota cruzado y uno puro “pueden ser igual de buenos”.

Noticias relacionadas